22/11/2012 | 1249

Represión a los ambientalistas del sur provincial

EXCLUSIVO DE INTERNET

Reclaman que no se instale la fábrica de nitrato de amonio



Durante toda la jornada del sábado 17, los vecinos de El Galpón, de Metán, de J. V. González y de otras localidades que luchan contra la instalación de la planta de nitrato de amonio en El Galpón -sur de Salta- realizaron una protesta a la vera de la ruta nacional 9. También estuvieron presentes miembros de la organización ambientalista de Metán Vapumas, que hace unos años dieron una gran lucha contra el emprendimiento minero de la Alexander Gold, que finalmente desistió y se retiró de la provincia. Acompañaron, también, delegaciones de la CTA y del Partido Obrero de Salta y de Metán, con la presencia del ex legislador provincial Pablo López.

La instalación de la fábrica de nitrato de amonio entraña un peligro tanto para la población de la zona como para la cuenca del río Juramento. El transporte de este producto es otro riesgo potencial, debido a su capacidad explosiva. Hay un antecedente en Francia: una planta similar explotó, dejando un saldo de 30 muertos y de 6.000 heridos.

La producción de la planta se utilizará para la fabricación de explosivos que se usan para explotaciones mineras, lo que también es rechazado por la población.

Hasta la fecha, unos 3.500 habitantes del municipio de El Galpón han firmado un petitorio contra la instalación de la empresa y se han realizado masivas movilizaciones en el pueblo.

El gobierno provincial actúa de manera conspirativa. Sus diputados se negaron a aprobar un pedido de informes que elaboró Vapumas y que presentó el Partido Obrero. Ha nombrado como jefa de fiscalización a la misma profesional que firmó el estudio de impacto ambiental de la empresa; o sea que es juez y parte. Los concejales de El Galpón acaban de aprobar la instalación de la planta a espaldas de los reclamos populares.

El operativo policial montado el sábado 17 fue enorme, con presencia de infantería. Por este motivo no se pudo realizar ningún corte. Pero los manifestantes lograron instalarse en medio de la ruta, haciendo que los vehículos aminoraran el paso para entregarles un folleto explicativo.

Tras una asamblea, se decidió marchar por el costado de la ruta y ver si se podía lograr un corte aunque sea por unos minutos. El cerco policial lo impidió nuevamente; y empezaron las provocaciones por parte de algunos policías, que terminaron en empujones y en la detención de una compañera. Los manifestantes intentaron impedir que el móvil donde se llevaban a la compañera saliera de la ruta, pero fueron sacados por la infantería.

Inmediatamente la movilización se trasladó hasta la comisaría de Metán y conquistó la inmediata libertad de la compañera detenida.

En las asambleas posteriores se dejaron planteadas varias actividades, como un festival folclórico en apoyo a la lucha entre otras iniciativas. La lucha continúa.

Corresponsal

En esta nota