Políticas

19/4/2012

|
1218

Repsol y la Línea 60

Cristina Kirchner terminó el discurso referido a YPF para quejarse, además del petróleo o de la yerba, también de
“la Línea 60, porque no te falta nada en esta Argentina”. La Presidenta, de este modo, puso en un mismo plano a los vaciadores de Repsol y a los trabajadores que venían luchando por sus reivindicaciones y contra otros vaciadores empresarios. Ni siquiera en medio de los tironeos con un monopolio capitalista, el kirchnerismo dejó de recordar su hostilidad visceral con la clase obrera que actúa con independencia del propio gobierno y de la burocracia sindical que le responde. Vale recordar que el interventor ypefiano, Axel Kicillof, protagonizó durante su gestión en Aerolíneas Argentinas el pedido de retiro de personería al sindicato de técnicos aeronáuticos, un hecho que no reconocía antecedentes desde el año 1983.

Cuando la demagogia nacional y popular no es suficiente para regimentar a los trabajadores, los K tienen a tiro las amenazas, la represión o las patotas.