28/06/2001 | 712

Respuesta al gobierno de Salta

Por Editor

Juan Carlos Romero, gobernador de Salta, acaba de declarar en las radios de la provincia que en el PO actúan un «ala política» y un «ala militar», y no ha tenido empacho en compararnos con la vasca ETA o el irlandés IRA.


Juan Carlos Romero ha hecho la radiografía, no del PO, sino de su propio partido, que se presenta a elecciones con su «rama política», el PJ, pero impulsa la acción de la gendarmería, su «rama armada», contra los trabajadores desocupados en lucha por un puesto de trabajo, con la finalidad de reconstruir su aparato político de control en el norte de Salta.


El gobernador ha reiterado su patraña sobre el PO en el mismo momento en que la provocación fraguada desde los despachos oficiales contra los piqueteros del norte de Salta se cae a pedazos. No se ha podido probar la existencia de un solo francotirador; el propio juez reconoce que los detenidos no han usado una sola arma de fuego; los muertos son del pueblo; las pericias sobre las balas están demoradas porque confirmarían que las «bandas armadas» operaron en el campo del gobierno y no en el del pueblo.


El PO plantea: que se forme una comisión investigadora nacional, con la participación de representantes de derechos humanos, del Congreso, de las organizaciones populares y las centrales sindicales. Llamamos a redoblar la movilización por la libertad de Barraza, Raineri, Gil, Castells, Alí y todos los luchadores populares presos, por el cese de la persecución y el desprocesamiento.


27 de junio

También te puede interesar:

No importa el programa; solo es oportunismo electoralista.
Marca el camino de la lucha en defensa del derecho a estudiar
Unidad piquetera junto con los trabajadores ocupados para ponerle un cerco al ajuste.