27/06/2020

Río Cuarto: una prórroga contra el pueblo trabajador

Finalmente la justicia de Córdoba convalidó la prórroga de los mandatos del intendente, concejales y Tribunal de Cuentas de la ciudad de Río Cuarto. Poniendo como argumento la pandemia se avasalló la soberanía popular que, según está establecido en la Carta Orgánica municipal, reside en el pueblo. La orientación de alargar mandatos ya estaba presente desde el día que se suspendieron las elecciones, cuando desde el ejecutivo municipal se señaló septiembre como el mes a realizar los comicios.


No es novedad que la justicia provincial actúa en tándem con el gobierno provincial, a quien el intendente responde. Por eso el intendente Juan Manuel Llamosas tenía el camino allanado por gobernar sin el mandato del voto popular. Más todavía cuando en el poder legislativo de la ciudad, el conjunto de concejales levantó la mano para seguir en las bancas, y que el PJ siga gobernando.


Vale decir, que las elecciones se podrían haber realizado este fin de semana, Río Cuarto es zona blanca, y va para los dos meses sin contagios de Covid. Tomando todos los recaudos pertinentes las elecciones se podrían haber garantizado. El argumento de la pandemia vale para evitar que se exprese la soberanía popular; pero no para que se habilite la obra privada o el funcionamiento del Poder legislativo.



El llamado a evitar la intervención, a “tener responsabilidad”, no puede dejar de lado qué intereses sociales defiende quien gobierna. Se impuso una cuarentena con hambre, y se va saliendo de la misma con más pobreza y desocupación. Y para peor sin transporte durante largas semanas, y ahora con un servicio reducido por responsabilidad de la SAT (la empresa concesionaria del servicio urbano de transporte) y quienes gobiernan.


El punto es para quién y qué prioridades tendrá Llamosas a lo largo de estos meses en que estará al frente del ejecutivo sin el voto popular. Un adelanto de respuesta a los interrogantes es el pago en cuotas del aguinaldo de les municipales, a quienes se les recortó de manera indefinida el 5 % del salario, en plena pandemia, algo que por decreto presidencial es imposible. Les trabajadores del transporte, corren peor suerte, se les adeuda desde hace meses, y la SAT sigue manejando los subsidios a su gusto. Finalmente, el gobierno provincial, como las patronales, no cumple disposiciones en favor de les trabajadores.


El intendente fue utilizando la pandemia, y el confinamiento social, en función de su orientación de ajuste. Es esto, lo que el kirchnerismo residual de Pablo Carrizo y Respeto avalaron en la junta electoral. No se puede desconocer el contenido de la política de gobierno de Llamosas.


El pueblo trabajador de la ciudad debe sacar las conclusiones de esta etapa, e intervenir. Lo que viene será un un mayor ajuste, y requiere de la unidad de clase obrera para rechazar los recortes en curso, y para desarrollar la fuerza para que la crisis la paguen los capitalistas.



 

También te puede interesar:

Igual que las inundaciones de la nueva terminal de Córdoba capital.
Es imprescindible crear el banco de tierras provincial, y que se impulsen de manera efectiva programas de viviendas populares.
Sobre las declaraciones fascistoides de Patricia de Ferrari y la reacción del oficialismo.
El decanato no da respuestas a la grave situación de la materia troncal Psicopatología 1.