24/07/2019

Río Gallegos: la lucha de los compañeros del Estacionamiento Medido da frutos y continúa

Los cerca de 140 trabajadores del Sistema Integral de Estacionamiento Medido (Sipem) de Río Gallegos continúan con su plan de lucha por el pase a planta permanente, que el intendente Roberto Giubetich (UCR) prometió hace cuatro años en campaña y hoy se limita a repetir que es imposible.


La precarización que ejerce el Estado municipal es un combo completo. Desde hace cuatro años deben las asignaciones familiares de estos trabajadores, quienes a su vez no tienen aportes jubilatorios. En este período, solo les han dado una parte de la indumentaria de trabajo, una única vez y no a toda la planta. Tampoco se han respetado las licencias por maternidad de varias compañeras, empujándolas a trabajar con temperaturas bajo cero en pleno invierno.


En este marco, tuvo lugar el martes 23 la tercera audiencia con abogados de la municipalidad y con la presencia del Secretario de Hacienda, en la cual el gobierno local se comprometió a entregar la indumentaria completa a partir del día 2 del mes entrante y las asignaciones familiares, aunque no retroactivas.


La lucha


Desde hace semanas los jóvenes trabajadores del Sipem vienen luchando con ollas populares, piquetes, movilizaciones al Izamiento Dominical y decidiendo las acciones en asambleas.


La dirección del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) de Río Gallegos niega la posibilidad de representar e incluso de apoyar a los trabajadores del Sipem, y hasta ha sugerido por lo bajo que no podría hacerlo porque no serían municipales. No podemos separar esta política de la participación de su secretario general, Pedro Mansilla, en las listas de Javier Belloni, quien encabeza un sublema que -por medio de la Ley de Lemas- sumará sus votos a Alicia Kirchner en su pelea por la gobernación. Tanto los personeros políticos y sindicales del kirchnerismo vienen conteniendo sistemáticamente las luchas de los trabajadores, con el planteo de “no hacer olas” hasta las elecciones.


Los planes de ajuste del FMI se vienen aplicando en toda la provincia: Santa Cruz tiene centenares de monotributistas y contratos precarios. Es decir que no es un tema exclusivo de los radicales o de las Intendencias.


Por el pase a planta


Con el compromiso del municipio, los compañeros han obtenido una victoria que debe servir para impulsar la lucha final por la estabilidad laboral. La pelea por conquistar la planta permanente tendrá su desarrollo ante el Concejo Deliberante, donde ya fue presentado el proyecto de Presupuesto Municipal sin la partida que incluye a los compañeros. Los bloques políticos patronales estarán bajo la presión de estos 140 trabajadores para incorporar el punto en el presupuesto. Es la oportunidad de dar un gran paso contra la flexibilización laboral en la planta municipal.


Desde el Partido Obrero acompañaremos la lucha contra la precarización laboral como lo venimos haciendo y llamamos a rodear de solidaridad al Sipem, para preparar la lucha más general contra este régimen flexibilizador y hambreador.


Por el pago adeudado de asignaciones familiares desde 2015, el pase a planta de todos los compañeros del Sipem y el fin de la precarización laboral. Abajo el ajuste del FMI, Macri y Alicia K. Que la crisis la paguen los capitalistas.

En esta nota