03/06/2021

Río Negro: la reactivación pospandemia no llega

Acabemos con las concesiones a los especuladores.

Desde hace un año el precio del hierro pasó de U$S 88 a un pico de U$S 228. Según el periódico Finanzas y Mercados del 1/6, “el mineral de hierro no para de aumentar de precio, impulsado por la reactivación de la economía china pospandemia”. Sin embargo, esta suba de precios no se traduce en la reapertura y puesta en funcionamiento de la mina de hierro de Sierra Grande en la provincia de Río Negro, la mina subterránea más grande la Latinoamérica.

Los países productores de mineral de hierro y las empresas se plantean una ampliación de su capacidad de producción, porque el precio supera el punto de equilibrio para su explotación. En el caso de la mina rionegrina supera con creces los 110 dólares que en algún momento decían que necesitaban para abrir y reiniciar la explotación.

La concesión de la mina de hierro a la corporación china MCC, hace años detenida, se sostiene por complicidad del gobierno de Río Negro, década tras década. Solo 58 trabajadores hacen el mantenimiento de las bombas de agua que evitan la inundación de las galerías, dado que en algún momento se dio con un ojo de mar. Sin embargo los derrumbes se producen, así como la ilegal canibalización de las maquinarias y vehículos.

Las mineras y corporaciones multinacionales tienen un modus operandi muy concreto: extraen los recursos no renovables hasta agotarlos, dejando pasivos ambientales extremadamente perjudiciales, o frenan la producción en forma total para retener los recursos naturales y especular con ellos contra sus competidores. En el caso de la ex Hipasam, y la ex Hiparsa, la mina no está al servicio de la producción y el crecimiento de la industria nacional, sino a la especulación capitalista, en este caso de MCC, y del Consejo de Estado de Supervisión de Activos Estatales y Comité de Administración de la República Popular China.

Con grandes reservas sin tocar y una expectativa y posibilidad de medio siglo de explotación continua de hierro magnetita y hematita, arenas cuarcíticas, pórfidos, manganeso, entre otros minerales de gran valor para toda la industria y la construcción, la mina fue cerrada por Menem, expresidente peronista que hacía campaña electoral demagógica con que la “revolución productiva saldría del socavón de la mina de Sierra Grande”. Este cierre se dio para que pueda ser privatizada y concesionada por 99 años por el gobernador radical Sainz. Los diferentes gobiernos nacionales y provinciales, a través de los años, se han cuidado de no afectar los intereses de los capitalistas chinos.

Ante todo un régimen político y económico orientado a renegociar el pago de la deuda externa, la explotación del mineral que pretenden los partidos patronales es en función de la generación de divisas para pagarle a los bonistas y al FMI, así como la intención de hacer pasar la reforma laboral. De allí que los acuerdos comerciales con China pretenden una primarización de la economía aún mayor.

Desde el Partido Obrero le oponemos un programa que parte de la nacionalización del comercio exterior, el fin de la concesión, expropiación de la mina sin pago, multas millonarias por el desguace y pérdida de material e infraestructura, y saneamiento ambiental a cargo de la multinacional china. La riqueza del país y el trabajo deben ser la base de un plan de desarrollo social y nacional conducido por los trabajadores.

También te puede interesar:

Muy lejos de la armonía y cooperación prometida por Biden. Escribe Pablo Heller.
María Emilia Soria, del Frente de Todos acompaña a Carreras en la presencialidad sin condiciones.
El reclamo por el derecho laboral gana lugar dentro del movimiento obrero de la región.
Los y las ancianas como variable de ajuste del Estado.
Entrevistamos a rurales organizados de Villa Regina ante la paritaria que negocia la burocracia de Uatre y la patronal.
Se conoció que el exjuez del Superior Tribunal de Justicia, Víctor Sodero Nievas y el exsubjefe de la policía Victor Cufré realizaban una investigación paralela. ¡Basta de impunidad! ¡El Estado es responsable!