28/07/2011 | 1187

Sabbatella, corruptela en Morón

La corrupción es inherente a la política capitalista. El kirchnerismo no es la excepción y, dentro del kirchnerismo, el sabbatellismo tampoco. Una inspectora ha sido filmada pidiendo una coima de 10 mil pesos para no inspeccionar el geriátrico Castelar. La funcionaria es prima del secretario de Gobierno, Diego Spina, funcionario clave de la administración de Lucas Ghi, el heredero de Sabbatella en el distrito de Morón.

La funcionaria fue filmada por una cámara de la policía de la provincia de Buenos Aires, que esta vez estuvo veloz. Evidentemente, no le está saliendo gratis a Sabbatella su aventura kirchnerista contra los barones del conurbano y su gobernador.

¿Pero es posible una política «transparente» de la gestión privada de la salud pública, como este caso del geriátrico, los pisos del transporte de pasajeros con los Cirigliano y compañía, tercerizando servicios municipales, pagando sueldos de miseria a los obreros de su municipio o con la construcción de viviendas populares por parte de ONGs?

La ‘diferenciación’ de Sabbatella de los K ‘malos’ se derrumba. Lo demuestran la inclusión de su diputado entre los de Scioli y Díaz Bancalari, la colectora con Filmus y Tomada en Ciudad, la participación en una lista moyanista en Esteban Echeverría y ahora la fatiga por los tribunales por la corrupción de funcionarios clave de su gestión.

Los ciudadanos progresistas deben dar la espalda al ‘progresismo’ y venir con el Frente de Izquierda.

En esta nota

También te puede interesar:

Defienden los negocios de las patronales del transporte
La nueva ley enviada por el gobierno confirma hasta el detalle nuestra caracterización de que la ley de medios apuntaba a un nuevo reparto capitalista de los medios de comunicación
El gobierno cambia de `epopeya`, pero marcha al mismo desenlace.