07/10/2021

Salta: panorama de cara a las elecciones generales de noviembre

Enfrentemos el ajuste con el Frente de Izquierda Unidad.

Conferencia de prensa con las candidatas del FIT-U

Para las elecciones generales del próximo 14 de noviembre, solo habrá 7 listas en Salta.

El oficialismo tanto nacional como provincial va con una lista unitaria, del macromassista Sáenz junto a Alberto Fernández, como Frente de Todos. La misma estará encabezada por el exministro de Hacienda de Urtubey, Emiliano Estrada, quien aplicó el mayor ajuste contra el salario de los estatales en la última década, y que hoy es funcionario del gobierno nacional. En segundo lugar lo ocupará la exministra de Justicia, también durante el gobierno de Urtubey, Pamela Calletti. En tercer lugar quedó el secretario general de la CGT, Jorge Guaymás, quien compitió en las Paso con su propia lista. No está claro, si Guaymás, hoy delegado del Ministerio de Trabajo en Salta, apoyará decididamente a la lista del Frente de Todos.

El sacudón del resultado de las Paso ha llevado a Sáenz a iniciar el funcionamiento de la convención constituyente, electa en las elecciones provinciales de agosto, el mismo día del inicio de la campaña electoral. Sin dudas buscará con esto ganar algún protagonismo durante la campaña, aunque su reforma reaccionaria no logra atraer la atención popular. Al mismo tiempo, y en consonancia con el ajuste nacional para acordar con el FMI, el gobernador prepara un nuevo tarifazo de la energía eléctrica y del servicio de agua.

Por su parte, Juntos por el Cambio, que viene de ganar la capital salteña en las Paso y estuvo cerca de ganar en toda la provincia, llevará una lista ultrarreaccionaria, compuesta por dos de las cuatro listas que compitieron en las internas, la de Olmedo y la de la variante más derechista del PRO. Sus candidatos son Carlos Zapata, actual diputado provincial del olmedismo, seguido por Inés Liendo, una abogada derechista que fue funcionaria del Pami durante el gobierno de Macri, y con una activa participación en la acción con bolsas mortuorias frente a la Casa Rosada. La UCR quedó completamente fuera de la lista, lo que provocó que su dirección manifestara en los medios que están analizando qué posición van a tomar frente a las elecciones generales.

El exgobernador, hoy senador nacional, Juan Carlos Romero, ha manifestado públicamente su apoyo a la lista de JxC, como un modo de concentrar allí el voto opositor al gobierno nacional, abandonando a su suerte a su pollo histórico, Guillermo Durand Cornejo, que se presenta en el frente Unidos por Salta, que ganó la Capital en agosto, pero obtuvo un magro resultado en las Paso.

Otro que no obtuvo un resultado que lo coloque con serias chances de obtener una de las tres bancas en juego, es el frente de Biella con el Partido Renovador de Salta, que busca presentarse como un tradicional partido provincial, independiente de los frentes mayoritarios para mejor posicionarse en la defensa de los intereses de la burguesía local, que fue el papel que históricamente jugó el PRS hasta antes de su debacle.

Un sector del kirchnerismo, que fue por fuera de la lista oficial, logró superar las Paso. Se trata del partido Felicidad, creado por el exintendente de Salta, Miguel Isa, que viene de un contundente fracaso en las elecciones provinciales encabezando una de las tantas listas del oficialismo. Por más que se vista de seda, mona queda.

En Salta, el grupo de Altamira, que finalmente tuvo que dejar de usurpar nuestro nombre y adoptar el de Política Obrera, logró superar el piso proscriptivo y será parte de la elección general. No así, sus exaliados en el frente oportunista de las elecciones provinciales, el Nuevo MAS.

Vamos con el FIT-U para derrotar el ajuste

Nuestra lista para noviembre estará encabezada por Andrea Villegas (MST) y por la compañera del PO, Cristina Foffani y la compañera, convencional constituyente en ejercicio, Daniela Planes (PTS).

Venimos de desplegar una campaña con una enorme movilización política de cientos de compañeras y compañeros, principalmente del Polo Obrero, a lo largo y ancho de la provincia, lo cual ha redundado en la duplicación de los votos respecto de las elecciones provinciales de agosto.

El desafío es concentrar el voto de las y los trabajadores salteños en la izquierda que se une para enfrentar el ajuste del FMI. Los sectores democráticos y hasta los que pusieron o siguen poniendo alguna expectativa progresista en el Frente de Todos, nada pueden esperar de un exministro de Urtubey o un hombre del negrero Olmedo. Un voto masivo al FIT-U refuerza todas las luchas en curso que estamos dando en las calles por trabajo genuino, por la asistencia a los comedores, las luchas ambientales, las de los pueblos originarios, la del movimiento de mujeres, las de las víctimas de la impunidad, como la que están teniendo los curas abusadores. La clase obrera en Salta ha protagonizado enormes batallas, como la de los trabajadores del tabaco, los mineros en medio de la pandemia, los vitivinícolas y la docencia con una enorme huelga. Vamos ahora también a la calle contra los tarifazos que quiere imponernos Sáenz nuevamente.

Vamos con todo a desplegar una intensa campaña para que se masifique en toda la provincia el voto que realmente le duele al régimen oligárquico que gobierna Salta desde hace 26 años, y a los ajustadores de todo pelaje, que es el voto al Frente de Izquierda y de Trabajadores – Unidad.

También te puede interesar:

El candidato a diputado nacional por el FIT- Unidad recorrió Mar del Plata, Necochea, Villa Gesell y Madariaga.
En lo esencial, Nicolás Del Caño representó un punto de vista de clase y contrastó con la competencia por derecha que dominó el evento.
Se vota por enmiendas a la Carta Orgánica, armado para la reelección del MPN en 2023.
El 30 a colmar Plaza de Mayo para establecer una salida de los trabajadores. Escribe Eduardo Salas.
La intervención del intendente de Trelew da cuenta de los problemas del peronismo para contener la crisis social.