12/03/2020

San Fernando: Andreotti quiere tapar con la mano la crisis edilicia en las escuelas

Acerca del programa municipal “Ayuda a escuelas”.
Por Santi Spo

En lo que va de marzo, el gobierno municipal de San Fernando, con su intendente Juan Andreotti a la cabeza, estuvo reinaugurando ocho establecimientos educativos con fondos provenientes del programa “Ayuda a escuelas provinciales”. Este programa es presentado por el municipio como el método que han encontrado para “hacerse cargo de la educación pública”. Ocurre que este programa, según los datos que ofrece la web del municipio, representa el 2,7% ($200 millones de pesos) del presupuesto total del municipio, el cual supera los $7.600 millones. Para Juan Andreotti y su equipo de gobierno “hacerse cargo de la educación pública” significa destinar menos del 3% del presupuesto al arreglo de unas pocas escuelas. La medida se vuelve absolutamente insuficiente ante las necesidades de la infraestructura edilicia del distrito.


En el año 2018 luego de la muerte en manos del Estado de Sandra y Rubén en la localidad de Moreno, San Fernando (como la casi totalidad de los distritos de la provincia de Buenos Aires) entró en emergencia edilicia: de 80 escuelas públicas, 73 presentaban pérdidas de gas. Una verdadera decidía por parte del Estado. Aquel año, los y las estudiantes del colegio secundario Artigas (El Normal) ocuparon durante varios días las instalaciones del colegio, reclamando, precisamente, una solución a los brutales problemas de infraestructura.


Los concejales del Frente Renovador y Unidad Ciudadana, en ese entonces, responsabilizaron al gobierno de Vidal e intentaron desentender al municipio. La responsabilidad de Vidal nunca estuvo en discusión, pero en San Fernando los concejales del FR (partido al que en ese momento pertenecía el exintendente Luis Andreotti) y  los de UC, votaron junto a los concejales de Cambiemos el presupuesto del fatídico 2018. Ellos también fueron responsables.


El estado de las escuelas públicas en San Fernando al día de hoy continua grave. No solo desde el punto de vista edilicio. Por dar un ejemplo, las viandas entregadas a los jardines de infantes, que en muchos casos alimentan a niños y niñas provenientes de distintas barriadas verdaderamente necesitados de un plato de comida, cada día son más escazas y de peor calidad.


Los equipos docentes de los distintos establecimientos educativos, para subsistir y no permitir que las escuelas se desplomen sobre sus cabezas y las de los chicos, organizan actividades como ferias del plato, bingos solidarios, ferias americanas, choripaneadas y un extenso etc. Las cooperadoras no dan abasto. El Estado no da respuesta.


Este es el verdadero estado en el que se encuentra la educación pública en San Fernando.


El Suteba del distrito en vez de organizar los reclamos de cada escuela y jardín se dedica a acompañar al intendente en sus reinauguraciones.


Desde la provincia y la nación, guían la economía al pago de los bonistas privados y al acuerdo con el FMI y al posterior rescate del capital financiero, que solo puede llevarse adelante sobre la base de un ajuste a fondo contra los trabajadores, la salud y la educación pública.


Para la comunidad educativa San Fernandina se nos presenta la necesidad urgente de organizarnos de manera independiente a los distintos gobiernos  y poner en marcha, escuela por escuela, jardín por jardín, un pliego de reclamos debatido y aprobado por cada comunidad educativa y luchar por ello hasta conseguirlos.


Aumento del presupuesto educativo. Por un salario docente mínimo de 40 mil pesos y el 82% móvil para los jubilados y las jubiladas. Por un plan de obras de infraestructura en las escuelas y jardines controlado por representantes elegidos democráticamente de las distintas comunidades educativas. Aumento de viandas para que coman los chicos y chicas, y que las mismas sean de mayor calidad.

También te puede interesar:

Una maniobra antidemocrática en medio de un cuadro dramático para los estudiantes.
Entrevista a Nair Pereira, bióloga del Conicet y partícipe de la organización de los vecinos de Sierra de los Padres.
Desarrollemos una campaña en toda la universidad, en la virtualidad y en las calles, para poner en pie un movimiento independiente que ponga en la agenda de la UNGS la lucha contra el ajuste.
Fueron al Ministerio de Trabajo y a la gobernación para llevar sus reclamos.
El Grupo de Apoyo Departamental (GAD) y la Policía Bonaerense atacaron con gas pimienta a varios/as manifestantes en las protestas por vivienda y contra la violencia policial.