31/10/2021
Acto del Partido Obrero

Santa Fe: 3.000 luchadoras y luchadores en Rosario apoyaron al Frente de Izquierda

El más grande que la izquierda realizó en Rosario en los últimos 10 años.

En una convocatoria llena de entusiasmo, el Partido Obrero de Santa Fe tiñó de rojo las escalinatas del Parque España, un lugar emblemático de Rosario, donde todos los reagrupamientos políticos suelen medir fuerzas de cara a las elecciones. En un año atravesado por la crisis agravada por la pandemia, mientras los partidos de Estado atraviesan convulsiones internas por la política de ajuste que apoyan y la bronca popular, el PO se destacó con esta iniciativa política que sin fisuras plantó bandera contra el ajuste del gobierno del Frente de Todos, la oposición de derecha y el pacto de entrega que Todos-Juntos quieren con el FMI.

Además de la destacada delegación de Rosario, participaron del acto trabajadores, jóvenes y luchadores de San Lorenzo, Capitán Bermúdez, Baigorria, Beltrán, Timbúes, Puerto San Martín,  Pérez, Pueblo Esther, Villa Constitución, Santa Fe y Tacuarendí, reuniendo a 3 mil personas. El Polo Obrero aportó el crecimiento del movimiento de lucha piquetero contra el hambre y por empleo genuino, que viene sacudiendo al país con movilizaciones de masas ante la decisión de los gobiernos de descargar el peso de la crisis sobre las espaldas más humildes, con el recorte del gasto social y la decisión de colocar las finanzas públicas al servicio del pago de la deuda.

Las y los oradores destacaron que este acto convocado por el Partido Obrero fue sin dudas el más grande que la izquierda realizó en Rosario en los últimos 10 años, un pronunciamiento enorme por el voto al Frente de Izquierda en las próximas elecciones y una expresión del  reagrupamiento de lucha con la organización independiente que se está dando los barrios, lugares de trabajo y sindicatos, en las escuelas, terciarios y en la universidad.

Quedó plasmado en el acto el apoyo a la lucha de la docencia de las escuelas públicas que recorre Santa Fe y viene de rechazar de plano la paritaria de ajuste del gobierno de Omar Perotti, con paros y movilizaciones, un conflicto que aún está abierto porque el poder político tiene como orientación el amedrentamiento vía descuentos de los días de paro y amenazas, pero la docencia está firme en su reclamo de salir de la pobreza y llevar el salario a la canasta familiar, una preocupación que recorre al conjunto de la clase trabajadora y es atacado por eso con furia por el gobierno.

Estuvieron presentes también las luchas de los jubilados, que están resistiendo la “armonización” de la caja jubilatoria provincial y el vaciamiento del Iapos, la obra social provincial; las luchas ambientales, cuando nuevamente volvieron los incendios en las Islas del Delta y la contaminacion por polvillo de Molinos Agro tiene movilizado a los vecinos del cordón; las luchas de las mujeres y diversidades por la aparición con vida de Tehuel, en defensa del aborto legal y la ESI; la juventud que peleó por conectividad y becas, cuando en Santa Fe más de 100 mil estudiantes fueron expulsados del sistema educativo por falta de recursos económicos. Participaron docentes universitarios agrupados en la Naranja universitaria, trabajadores de la alimentación, empleados de comercio, gastronómicos, bancarios, estatales y recicladores urbanos, entre otros. Participaron del acto también los dirigentes provinciales Nicolás Rapanelli, Damián Blanco, Maria Elena Molina, Gabriela Meglio y Patricio Morales.

“Abajo el ajuste. Fuera el FMI”

Estuvo a cargo de la apertura del acto, Luciano Cáceres, quien comparte la fórmula con Irene Gamboa, en Senadores nacionales por Santa Fe, y es referente de Amsafe Rosario y la Coordinadora Sindical Clasista. Lucho demolió la reforma laboral, denunciando que el gobierno la aplica por partes, como en Toyota, y que Juntos por el Cambio quiere destruir los convenios colectivos para avanzar en una flexibilización laboral que no resolverá la crisis de desempleo. Desmintió que el problema de la Argentina sea el “costo laboral”, dando cuenta de la pulverización de salarios y jubilaciones, y llamó a recuperar los sindicatos de la mano de la burocracia sindical traidora, que se integró al gobierno para contener la bronca contra las políticas antiobreras.

Tomaron también la palabra Melisa Molina, dirigente del Polo Obrero, que destacó el crecimiento descomunal del hambre y la miseria en los barrios, la feminización de la pobreza, como lo muestra que el 80% de los 5 millones de indigentes sean mujeres, y el despertar de las jefas de familia en la organización de los comedores populares y copas de leche, arrancados en la confrontación contra el ajuste del Frente Progresista y el Frente de Todos, que comparten la línea de reducir partidas alimentarias en el momento crítico donde 11 millones de personas comen en todo el país en comedores. Por su parte, María Silvia Remondino, candidata a concejal por el PO-FIT en  San Lorenzo, destacó municipio por municipio la buena elección en todo el cordón industrial que va de Villa  Constitución a San Lorenzo, donde la clase obrera votó a la izquierda que enfrenta a los punteros de los barrios, la precarización laboral en las fábricas y defiende un salario equivalente a la canasta familiar y el 82% móvil para las jubilaciones.

En el acto se recibieron los saludos de Romina Del Plá y Chiquito Belliboni, se pasó el video donde el PO cuenta la historia de vida de César Arakaki, perseguido por luchar junto a cientos de miles contra el robo a los jubilados de Macri y el peronismo, y con un enorme aplauso todos los concurrentes reclamaron por su absolución, así como la de Sebastián Romero –en prisión domiciliaria en Rosario- y Daniel Ruiz. La mayor emoción se vivió cuando recordamos a Mariano Ferreyra con un video homenaje, a 11 años de su asesinato a manos de la burocracia sindical de Pedraza.

Cerró Carla Deiana, candidata a diputada nacional del FIT-U en Santa Fe, quien destacó que “el FMI está presionando por una mayor devaluación de la moneda y el gobierno avanza en este camino con el desdoblamiento del mercado cambiario para los turistas extranjeros”. Y advirtió que “cada vez que el Fondo apoyó los ‘planes económicos’ de Argentina terminamos en una crisis: el ‘Plan Primavera’ y el ‘Plan Austral’ terminaron en la hiperinflación de Alfonsín, que derivó en la convertibilidad de Menem-Cavallo, que estalló por los aires en el 2001, con la salida abrupta de De la Rúa. El camino terminó en el ‘cepo’, que solo ahogó al trabajador y al pequeño ahorrista, mientras que como vimos en los Pandora Papers, la burguesía y las familias más ricas del país fugaron un producto bruto entero a los paraísos fiscales y las cuentas offshore”. Y concluyó señalando que “solo la izquierda denunció el ajuste que el gobierno confesó tras la derrota electoral pero que no alteró, sino que reforzó. Desde el Partido Obrero y el FIT, nos colocamos en un campo opuesto, de defensa de la mayoría del país: salario igual a la canasta familiar, hoy en 100 mil pesos y 82% para las jubilaciones. Por eso decimos No al pago de la deuda fraudulenta, desarrollo de la obra pública y construcción de viviendas populares para crear empleo, resolver el déficit habitacional y activar la economía. Llamamos a votar al Frente de Izquierda, la única oposición a la entrega nacional del régimen político que nos hundió en el hambre y la miseria».

Reforzados por el acto, que tuvo su máxima expresión en la Plaza de la Izquierda en Plaza de Mayo, la militancia se llevó boletas, volantes, afiches y todo el “kit” para ganar cada minuto que queda de la campaña con el voto al Frente de Izquierda, que presenta un programa de salida desde el campo de los trabajadores, a la crisis del país.

También te puede interesar:

Bajante histórica, sequía, incendios y gobiernos cómplices del saqueo ambiental.
Los aumentos de la luz en el interior del país.
La voz opositora fue la del Frente de Izquierda Unidad
Las respuestas de parte del gobierno han sido prácticamente nulas: fuera Cabandié.
Presupuesto 2022 y Bienes Personales. Escribe Néstor Pitrola