16/09/1996 | 511

Sapag reprime a los desocupados

El martes 10 a las 4 de la madrugada el gobierno de Sapag mandó efectivos de la policía a desalojar la vereda de la Casa de Gobierno, donde un grupo de desocupados tenía instalada una carpa desde el 2 de setiembre esperando respuesta de trabajo o un subsidio para Centenario, Añelo y El Chañar.


El ministro de Gobierno admitió al diario La Mañana del Sur (11/9) que el desalojo fue “sin orden judicial. Fue una determinación en conjunto por parte del gobierno provincial y se le comunicó a la Policía lo que debía hacer”.


El hecho mostró, además, la inviabilidad de este tipo de medidas aisladas y reducidas impulsadas por el CTA, al que no le importó que su propuesta no tuviera sustento en las bases. Luego de la frustada “toma pacífica” de la Municipalidad, consensuada con el Intendente de esa localidad, y de pasar una noche en la Legislatura creando expectativas en los legisladores del Frepaso, las asambleas de desocupados del CTA se redujeron sensiblemente.


Por esta razón desde el primer momento la Coordinadora de Desocupados de Neuquén junto con la Coordinadora de Plottier anticipadamente plantearon la necesidad de convocar al Segundo Encuentro Provincial de Desocupados. Esto fue bien recibido por los propios manifestantes, pero no prosperó por la intervención divisionista del CTA, de que en ‘sus’  luchas no estén presentes las Coordinadoras.


En este marco y cuando ‘la carpa’ era sostenida solamente por compañeros de la Comisión, el gobierno aprovechó para hacer el desalojo que según su versión “…sucedió en forma pacífica trás la advertencia de un retiro voluntario…” de los propios manifestantes.


La Coordinadora de Desocupados de Neuquén repudió públicamente la medida del gobierno y planteó un balance del desarrollo del conflicto, ratificando la necesidad de poner fecha al II Encuentro, esta vez con carácter regional de Neuquén y Río Negro para lanzar un plan de lucha de conjunto entre todas las localidades.

También te puede interesar:

En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
Enfrentemos la persecución del municipio a las y los luchadores.
El Estado provincial reclama tierras fiscales que mantiene abandonadas desde hace años.
Crédito hipotecario vedado para la población más vulnerable, encarecimiento de la construcción y falta de acceso a la tierra.
Un gran desafío en una ciudad de fuertes contrastes sociales.
Recrudecen las recuperaciones de tierra y el gobierno oscila entre la represión y las promesas incumplidas.