Políticas

4/8/2008

|
890

¿Se cierra el cerco sobre La Cava?


Para erradicar los barrios La Cava, Bajo Boulogne y la Uruguay, el gobierno nacional (kirchnerista), el gobierno provincial (duhaldista) y el gobierno municipal de San Isidro dicen que van a utilizar 10 millones de pesos para construir casas, abrir calles, instalar redes de agua corriente, cloacas, luz y gas.


 


El barrio más grande es La Cava, donde, según el informe inicial de la Comisión de Tierra y Vivienda del barrio (26/1) vivían 10.000 personas divididas en 2.100 familias. Si tenemos en cuenta la escasa cantidad de tierra con que cuenta la comuna, la comisión propone utilizar los terrenos del Hípico, El Lazo y los desocupados de Rolón y Tomkinson, ya que se construirá de acuerdo al plan “Peralde”, que asigna por familia lotes de 16×8 metros con una superficie cubierta de 45 metros cuadrados.


 


Se comenzaría con un plan piloto de 253 viviendas en La Cava chica, plan aparentemente unilateral de Posse, que se niega a dirigirle la palabra a la Comisión de Tierra y Vivienda y no se sabe aún si se sentará a la mesa de concertación con los vecinos. O sea que los interesados no son tenidos en cuenta por el Estado municipal de San Isidro; además, Posse sabe que a estas tierras las compró el Estado municipal con cargo de construir viviendas, y según Romero el adjudicatario de los 100 millones es la comuna.


 


¿Para quién son las 253 viviendas del plan piloto? Para los vecinos que están censados en el año 2001. Los demás, los que estamos en el camino de las topadoras y no figuramos en ningún censo, ¿a dónde vamos?


 


Para garantizar que las tierras y viviendas sigan en manos de los habitantes de La Cava (sus legítimos dueños), el Polo Obrero propone su programa:


 


* Que se asignen ya las tierras disponibles para la construcción de todo el proyecto.


 


* Ningún desalojo, no a las indemnizaciones, viviendas ya para todos.


 


* Las aperturas de calles sólo se pueden comenzar con las viviendas ya asignadas, de lo contrario sería extorsión y chantaje.


 


* Nuevo censo actualizado, bajo control de los mismos vecinos.


 


¡La Cava será para sus habitantes!


 


Nos vemos en la lucha.