03/07/2018

Sesión de Diputados en Barranqueras-Chaco: los planteos del Partido Obrero

Luego de una intensa activad militante, el Partido Obrero presentó una agenda ligada a las necesidades más sentidas de la población.


El método utilizado por la banca del PO, se opone por el vértice al de los otros partidos. Las recorridas barriales y la intervención de todo el partido para lograr asambleas en lugares públicos y en lugares de trabajo. Se recorrió el Hospital Eva Perón, donde el tema fundamental es por el pase a planta de los trabajadores precarizados; la Escuela José Hernández, donde los padres, docentes y estudiantes exigen que se arreglen las instalaciones donde es imposible dar clases.


En la sesión, se votó el proyecto de expropiación de los terrenos de los vecinos de Villa Hortensia, que vienen peleando por el acceso a la vivienda propia. En Barranqueras, hay decenas de ocupaciones de terrenos, y todos los años se agregan nuevas. La lucha por la tierra está a la orden del día.


Aurelio presentó un proyecto que recoge la aspiración de trabajadores desocupados que piden la expropiación de los galpones de la ex Fábrica Clayton para poner en marcha una fábrica autogestiva de aceite y de zapatos. Barranqueras fue sede de un importante polo industrial. Entre el distrito y Vilelas, llegó a haber doce grande fábricas. El desmantelamiento industrial, desde la década del `90, fue irreversible. El "parque industrial" agrupa a empresas chicas, apalancadas por subsidios estatales. El planteo del Partido Obrero levanta una perspectiva de reindustrialización del distrito sobre la base de la movilización y organización de los trabajadores. 


Otra punta de lanza para la intervención fue la expropiación del Puerto y la Junta de Granos. La salida propuesta para Barranqueras por el gobierno anterior de Jorge Capitanich fue la transformación en un "polo logístico" a través del puerto. Pero las obras de reactivación del ferrocarril nunca se hicieron y fueron finalmente descartadas por el gobierno de Macri. Esto condena al puerto a un funcionamiento residual.


En estas condiciones, el gobierno de Domingo Peppo está encarando la liquidación de acciones de Colono S. A., el operador logístico del puerto (la empresa fue armada por Capitanich con mayoría estatal), en beneficio de Ultrapetrol, una empresa vinculada a funcionarios del gobierno nacional. Plantemos nuestra oposición a la venta de COLONO y el control de los trabajadores del Puerto de Barranqueras, para que sirva como palanca para un desarrollo de la localidad en favor de los intereses populares.


También se presentó un proyecto de homenaje al compañero Eloy Pereyra, quien muriera en 2015, y que había dedicado toda su vida en la construcción de una organización revolucionaria y quien diera impulso al movimiento piquetero en 2001.

La sesión se realizó con un fuerte vallado policial para contener la movilización de los vecinos de Barranqueras. Muy lejos de "acercar la Cámara de Diputados" al pueblo de Barranqueras.

 


Te puede interesar: Chaco: docentes ocupan terrenos por vivienda propia

En esta nota