04/03/2004 | 840

Sin magia en Guerrero Magic

En lo que fuera Cerámica San Lorenzo, se instaló la planta Guerrero Magic, ensambladora de motos Honda de baja cilindrada con partes fabricadas en China.


Con la devaluación, Guerrero Magic es una planta reactivada, en la que trabajan aproximadamente cien compañeros. La mitad de los operarios de la línea de montaje son pasantes del colegio terciario Bepo Levi del Puerto de San Martín, con contratos temporarios renovables de tres meses por 250 pesos mensuales. Además, la patronal adopta distintas razones sociales, a las que corresponden distintos convenios colectivos. El grueso de los compañeros efectivos se encuentra bajo el convenio de Acara-Smata (concesionarios automotrices), que es el más bajo de la rama, con un inicial de 350 pesos.


Ante los reclamos de los dos delegados por la constante violación de los convenios, incluso del de Acara, uno de ellos, Walter Cabrera, fue despedido. Con la presencia del Smata Rosario, la CGT de San Lorenzo y activistas del Polo Obrero, el 18 de febrero comenzó el bloqueo de la puerta de la fábrica con paro por tiempo indeterminado. Al mediodía del 19 se ganaba el primer round, con la reincorporación del delegado despedido a partir del 20.


Se impone aprovechar la reincorporación, por ahora temporal, de Walter para consolidar la organización interna y seguir con el resto de las reivindicaciones: que todos sean empleados de una única firma con el convenio del Smata; que los pasantes gocen de condiciones y materiales para que sea un verdadero aprendizaje para futuros técnicos con idénticos salarios y beneficios sociales que los efectivos.

En esta nota

También te puede interesar: