04/11/2010 | 1153

Solanas: un kirchnerista «auténtico»

Para «Pino» Solanas, Kirchner fue «un gran presidente, un político de batalla como pocos», y un hombre que lideró «un gran mandato como jefe de Estado». No se entiende por qué entonces no milita en el kirchnerismo, ya que sus «grandes diferencias» no alcanzan para justificar lo contrario, ya que, dice que con él también «tuve coincidencias y las hice públicas». «Yo critiqué sus errores» pero «acompañé sus aciertos y le reconocí grandes cosas, él ha sido un político incansable». Todo esto puede y debe hacerse en el mismo espacio político, no justifica la creación de otro -y mucho menos presentarse a la ciudadanía como una alternativa. Sería un error tomar superficialmente una definición de este voltaje político. En este marco, la llamada lucha contra el ‘bipartidismo’ resulta de aparato, no de principios.

Efectivamente, Solanas «coincide», dice, con la política exterior. Saluda la presencia argentina en la Unasur, pero olvida que los gobiernos que la componen están ocupando Haití en función de los intereses norteamericanos y que participan de los operativos militares del Comando sur de Estados Unidos. Existe, además, un espionaje electrónico sobre América Latina, que funciona a partir de la IV Flota de Estados Unidos, con la complacencia de Unasur y de la cual Colombia se ha beneficiado en el combate a las Farc. En las semanas que lleva el gobierno de Santos, ya se han asesinado cerca de treinta luchadores sociales.

«Coincide» también con la política de derechos humanos, que, sin embargo, no va para ningún lado, mientras el aparato dejado por la dictadura, intacto, sigue operando mediante el gatillo fácil y la tortura en comisarías y penitenciarías.

Otro de los «aciertos» sería la asignación por hijo, es decir al programa recomendado por el Banco Mundial y apoyado por el capital financiero y la derecha. Se trata de contener la crisis social con migajas, no de combatirla con la vigencia del derecho al trabajo y a un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar. Con esto no pretenden redistribuir nada, sino quitar argumentos a la lucha contra las cesantías y las suspensiones, y liberar al capitalismo de toda responsabilidad por la crisis y la bancarrota.

Solanas lanza guiños hacia las filas del kirchnerismo, pero también hacia la derecha. Solanas viene de condenar las tomas en los colegios. También expresó su desacuerdo con las recientes movilizaciones en Andalgalá contra Agua Rica, otra minera de cielo abierto.

En torno al proyecto de Papel Prensa, que declara de interés público la producción de papel, la bancada capitaneada por Solanas se partió. Proyecto Sur concentra en su interior tantas o más contradicciones que los rivales políticos que pretende seducir, ya sea del oficialismo como de la oposición.

También te puede interesar:

Para rechazar esta ofensiva, se presentó en la provincia la Iniciativa Popular 2020.
Otra vez la farsa del impuesto a la riqueza al desnudo.
El 4 y 5 de octubre ganemos las calles en toda la provincia.
En todo el país, movilicemos el 25S en la Huelga Mundial por el Clima.
La incansable lucha de la asamblea de Jáchal.