07/12/2021

Solano denunció que las agresiones contra Ofelia Fernández son propias del fascismo

El legislador de Avanza la Libertad publicó recurrentemente ataques racistas, misóginos, homófobos y contra los pobres en su Twitter.

Tras la jura de los nuevos parlamentarios en la Legislatura porteña, Gabriel Solano, recientemente electo para ampliar el bloque del Frente de Izquierda – Unidad en el recinto, cruzó a otro recién asumido: Leonardo Saifert. El motivo fue la intervención previa de la legisladora del Frente de Todos, Ofelia Fernández, quien pidió que “un límite a la violencia se establezca desde el principio”, ya que en el día de ayer fue agredida por un grupo de liberales; algo fogoneado por el propio legislador, que en repetidas ocasiones la insultó y agredió por Twitter. Solano expresó la solidaridad del Frente de Izquierda – Unidad con Ofelia ante esta situación, y denunció a todo el bloque de La Libertad Avanza por su condición de fascistas.

En su denuncia a Saifert, Ofelia pidió un privilegio parlamentario para que la Comisión de Ética de la Legislatura se expida en relación a las agresiones que Saifert le propinó. Y le reclamó, también, que pidiera disculpas. Luego de expresar la solidaridad del bloque del FIT-U, Solano planteó una diferencia con respecto a esto. Señaló, en primer lugar, el completo inmovilismo de las Comisiones de la Legislatura sobre estos sucesos, como también señaló que las disculpas no resuelven nada. Lo dijo por su nombre: Saifert es un fascista, quienes integran La Libertad Avanza son fascistas. Y que, cuando los insultos son reiterados, y no cosa de una vez, se trata de fascistas convencidos. Por lo que señaló que para el Frente de Izquierda – Unidad no sirven las disculpas por temor a perder una banca, ironizando con que “quizás ya le agarraron el gusto a la casta”. Sino que, diciéndole “que se quede con sus insultos”, ratificó el compromiso del Frente de Izquierda – Unidad a combatir y desenmascarar a personajes como estos ante la población.

Saifert, finalmente, pidió disculpas. Dijo que “publicó estas declaraciones tiempo atrás”, cuando “no tenía una responsabilidad política”. En lo que, según sus propias palabras, se remite a cuestión de un par de meses atrás. Pero el quinto candidato a legislador porteño de Milei no solo atacó a Ofelia Fernández, sino que, de manera recurrente, se dedicó a escupir insultos racistas, misóginos, despreciando a los pobres, a los judíos, a las diversidades sexuales, y reivindicando el aspecto represivo de la dictadura militar en su cuenta de Twitter, que ahora cerró.

Estas agresiones en término son de hecho lo que le llevaron a ganarse el premiado lugar en la lista de La Libertad Avanza. Es el método de acoso y hostigamiento cibernético incluso de los Trump y los Bolsonaro continentales, y es el mismo del que se valieron los Milei y los Espert desde el primer momento. Pero es precisamente con estas palabras que hay que denunciar a los fascistas. Muy acertada es entonces la evocación de Gabriel Solano a Buenaventura Durruti: “al fascismo no se le discute, se lo combate”.

Desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda – Unidad tomamos el compromiso de así hacerlo, dando la batalla política en el recinto por desenmascarar a estos fascistas, pero, por sobre todas las cosas, ganando las calles con un programa de independencia política de los trabajadores. En ese sentido movilizaremos este sábado 11 de diciembre contra el arribo de los voceros del FMI a la Argentina, el mandamás de todo el régimen político, incluyendo a los liberales; que son su expresión más reaccionaria y el síntoma de cuánto le teme el capital, cuando lo que rige es una crisis, a la movilización de los trabajadores y las mayorías populares.

También te puede interesar:

Precios inaccesibles, ingresos deprimidos y crédito hipotecario restrictivo.
Compañeras y compañeros del Polo Obrero y del Plenario de Trabajadoras organizaron un acto.
Por un genuino espacio verde en el playón del Ferrocarril Sarmiento.
Fue duramente criticado en las redes sociales.
Es la cobertura de salud y social de trabajadores municipales y docentes de CABA.
La violencia hacia la población LGBT no se toma vacaciones.