15/05/2018

Tigre: la disputa entre Macri y Zamora, un fraude contra los vecinos

En las últimas semanas Julio Zamora, intendente del distrito de Tigre, redactó una carta denunciando al gobierno nacional por la paralización de las obras de red de agua potable y obras de desagües cloacales por parte de Aysa (dependiente de Nación); a lo que Macri y la empresa respondieron que las obras están ejecutándose y quien no cumple con lo acordado es el municipio, por no poner el 25% que le correspondía en las mismas.


Se tiran la pelota de uno al otro, mientras los vecinos sufrimos el parate, en uno de los distritos más inundables de la Provincia de Buenos Aires.


Las inundaciones sufridas la semana pasada por el desborde de los ríos en las localidades Las Tunas, Ricardo Rojas y López Camelo pusieron de manifiesto la consecuencia de la falta de obras hidráulicas. Y de su combinación con la construcción indiscriminada, habilitada en la modificación del Código de Planeamiento Urbano (CPU) que todos los bloques del Concejo Deliberante aprobaron años atrás: hoy los countries y barrios urbanos utilizan más del 50% del suelo urbano del distrito y, edificados sobre los históricos terrenos de humedales, generan un “efecto tapón” que lleva las inundaciones cotidianas a los barrios del distrito.


A las inundaciones se suma otra consecuencia dramática de la falta de obras sanitarias: según el último informe de la Fundación Techo (realizado en el año 2016), en los barrios populares de Tigre más del 50% de la población no tiene acceso regular a la red de agua potable, y solo un 4% tiene acceso a red cloacal.


Macri y Zamora, farsantes


Zamora y el macrismo han cogobernado en el municipio hasta las elecciones del año pasado, actuando como un bloque común en el Concejo deliberante distrital. Ahora que el intendente busca reacomodarse en un armado peronista, sale a la denuncia del macrismo para lavarse su cara.


Las acusaciones cruzadas tienen lugar cuando vuelven a publicarse informaciones sobre las irregularidades de la construcción de la planta potabilizadora Paraná de las Palmas del distrito, en 2014, con la sobrefacturación de las obras y la participación de Odebrecht en coimas a cambio de la contratación para las mismas. El asunto involucra tanto al kirchnerismo como a  Sergio Massa (en su momento intendente del municipio).


Aunque se quieran desentender del problema, Zamora y Macri, como antes el kirchnerismo y Massa, son responsables del parate de la obra pública en el distrito.


Una salida ante la parálisis de las obras


Frente a esta situación, llamamos a intervenir a los trabajadores y vecinos del distrito, realizando asambleas en cada localidad para exigir la finalización de las obras de red de agua potable y cloacal.


Exigimos la apertura de los libros de cuentas de la empresa Aysa. Fin de la  construcción indiscriminada que agrava las inundaciones. Por un plan hídrico proyectado por universidades, asambleas de vecinos y organizaciones populares, realizado por los desocupados de la zona, con salario y convenio y bajo control de sus organizaciones.