16/03/2006 | 937

Todos a la plaza

Abajo la represión
Consejero de Sociologia

Después de haber fracasado en salvar a Ibarra, Kirchner arremetió de nuevo contra los piquetes de Gualeguaychú.


 


En el primer caso, no le interesó condenar las responsabilidades políticas por la masacre de Cromañón.


 


En el segundo, no le interesa el medio ambiente de los argentinos sino la cuenta de beneficios de los pulpos papeleros.


 


No le puede interesar la ecología a un Presidente que ha entregado su propia provincia a la actividad contaminadora de los pulpos de la minería.


 


Pero Ibarra fue destituido por una lucha popular y la asamblea entrerriana resolvió seguir adelante con los cortes.


 


En Las Heras, el gobierno lanzó detenciones masivas contra los trabajadores por el delito de hacer huelga contra el impuesto al salario.


 


En las vísperas del 24 de Marzo ha militarizado su propia provincia tal como se lo reclamaron las petroleras


 


Pero hace 24 horas este mismo gobierno se presenta acompañado de Moyano para subir el mínimo salarial que queda exento de impuestos.


 


Es nada, pero es un recule ante la lucha de la clase obrera.


 


Ahora tenemos que imponer el retiro de la Gendarmería de Santa Cruz.


 


Finalmente, después de haber fracasado en el propósito de convertir al 24 de marzo en un acto oficial, el gobierno resolvió que fuera un día feriado.


 


Estamos ante el intento de estatizar una jornada de lucha.


 


De estatizar la memoria.


 


De escribir una historia oficial.


 


Nada menos que los agentes políticos de Techint, Mercedes-Benz, Citibank, Acindar —o sea los agentes ‘democráticos’ de la clase social que impuso una dictadura asesina hace treinta años.


 


Ahora, Kirchner tratará de imponer el feriado en el único ámbito donde, por ahora, suele proclamarse ganador: el “borocotizado” Congreso nacional, donde las voluntades se subastan con los recursos del presupuesto público.


 


¡No pasarán!


 


No será el Estado capitalista el que dirá “presente, ahora y siempre” a los treinta mil compañeros desaparecidos.


 


Por los luchadores que perdieron sus vidas en la lucha, por la nueva generación que los venera y se promete seguir la lucha por la emancipación nacional y social.


 


Llenemos la Plaza, el próximo 24, con el grito:


 


Abajo la represión, fuera la gendarmería, abajo el gatillo fácil, abajo las torturas en cárceles y comisarías.


 


Por la memoria de los treinta mil desaparecidos, por los piqueteros asesinados, por los que cayeron por las balas policiales en diciembre de 2001, por Kosteki y Santillán, por los jóvenes de Cromañón, por la libertad de los presos de Santa Cruz, por el cese de los procesamientos a los luchadores, por las María Soledad y las Paulina Lebbos, por los chicos y chicas que son forzados a la prostitución por la miseria del capitalismo y las mafias protegidas por el aparato estatal.


 


Llenemos la Plaza para defender a las luchas obreras, populares y ecológicas.


 


Por la unidad de los trabajadores de Argentina y Uruguay contra los pulpos capitalistas saqueadores y sus gobiernos.


 


Llenemos la Plaza que Aníbal Fernández intentó cercar y vallar y que ahora pretenden estatizar.


 


El presente es lucha.


 


El Partido Obrero concentra en Rivadavia y Callao desde las 16 horas.

También te puede interesar:

Sobre un artículo publicado en Perfil que recoge fragmentos de su discurso en Las Flores del 24 de marzo
Mientras la juventud piquetera ocupaba el ministerio en defensa de su derecho a la educación.
Panorama político de la semana.
A 45 años del golpe de Estado genocida.