24/09/2020

Tres de Febrero: Valenzuela no tiene ningún interés educativo en el regreso a clases presenciales

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, decidió abrir la polémica sobre el regreso a clases presenciales en la provincia de Buenos Aires, con la realización de una prueba piloto en una escuela privada y un pedido en ese sentido a la Gobernación.

Esta solicitud, en el peor momento de la crisis sanitaria por la pandemia en el país, cuando se contabilizan 12.000 contagios diarios de coronavirus, es impulsada por Valenzuela «por razones emocionales y lo simbólico de terminar el último año», y agrega en última instancia «también para el aprendizaje».

Cuando en el distrito se registran 11.093 contagios, con una de las tasas de incidencia cada 100.000 habitantes de las más elevadas de la provincia (Infobae, 22/9), ¿es una preocupación pedagógica la que impulsa al intendente a hacer este pedido?

En realidad, en estos meses su bloque político no ha presentado el mínimo interés de garantizar la continuidad pedagógica virtual. El reclamo de miles de estudiantes de tener conectividad gratuita y equipos al no le movieron un pelo. Como sucede en la Ciudad de Buenos Aires, con el pedido de la ministra Soledad Acuña y Larreta, la intención del regreso a la presencialidad es ajeno a una preocupación académica.

Además, en reiteradas ocasiones ha expresado su completo desinterés por la continuidad educativa y por las condiciones de infraestructura que sufren las escuelas de su distrito, cuando es frecuente la suspensión de clases totales en varios establecimientos (en ocasiones por meses), como consecuancia de inundaciones, filtraciones de agua, falta de gas o paredes electrificadas. Este año la municipalidad de Tres de Febrero fue noticia por enviar comida podrida y con gusanos en los bolsones a los alumnos.

Valenzuela y sus voceros tampoco se preocupan por los cargos vacantes que no se asignan a actos públicos, lo cual significa miles de estudiantes sin docentes, y docentes sin trabajo. Más grave aún, el jefe comunal comenzó su campaña con Martín Jofre, quien difundió un video señalando a los docentes como responsables de que los chicos no vuelvan a clases. No es la primera vez que este personaje ataca a los docentes directamente, ya lo había hecho en la campaña electoral con Sergio Massa haciendo eje en imponer el presentismo.

Lo que motoriza a Valenzuela es la presión de las escuelas privadas para volver a la presencialidad, con cuyos apoderados mantiene frecuentes reuniones. Sucede que cientos de familias sienten la enorme dificultad de seguir sosteniendo la cuota ante la crisis económica y los salarios arrasados, y las escuelas privadas ya están enviando ultimátum para que se pongan al día antes de fin de año, bajo amenaza de no renovarles la inscripción. Ante situaciones extremas que viven estudiantes, con fuertes presiones laborales en sus casas, miseria social y familias contagiadas, el intendente solo persigue la preocupación empresarial del negocio de las escuelas privadas.

En estas circunstancias sanitarias no hay condiciones para el regreso presencial para los estudiantes de sexto año, ni para el resto de los cursos. El Estado debe garantizar la conectividad de todos los estudiantes que quedaron desplazados y no pueden acceder a las clases virtuales, y el nombramiento de todos los docentes para poder atender todas las necesidades de los estudiantes en esta circunstancia.

La organización y la lucha de la docencia, junto a estudiantes y familias, será la única que defienda y  garantice la salud de la comunidad educativa y el acceso a la educación pública.

También te puede interesar:

Desde el barrio San Martín denunciaron la represión y apoyaron la toma: “es gente pobre que necesita una vivienda”.
Quema de casillas y cacería de detenciones. Hubo cortes solidarios en todo el país. Mañana conferencia de prensa en Obelisco y movilización a Plaza de Mayo.
¡No al desalojo! ¡Tierra para vivir!
Las familias rechazan la trampa de la gobernación y mañana llevarán propuesta propia.