14/09/2021
Paso 2021

Tucumán: buena elección del FIT-U en un escenario complejo

La lista del gobernador Manzur se impuso en las Paso, pero lejos del objetivo de allanar una reforma constitucional para reelegirse.

Los resultados del domingo reflejaron en Tucumán un triunfo del oficialismo en sus distintos colores dentro de su interna. Con un nivel de votación del 78% del padrón, Juan Manzur retuvo su caudal y triunfó en la interna contra el vicegobernador Osvaldo Jaldo.

El PJ obtuvo en la provincia casi el 50% de los votos, una de las mejores elecciones a nivel nacional de este espacio, ya que en casi todo el país el peronismo fue derrotado. Uno de los focos de estas elecciones estaba puesto en saber el resultado de la interna del armado oficialista. Los partidarios del gobernador esperaban arrasar y quedar con el camino libre para avanzar con una reforma de la Constitución, lo que finalmente no sucedió. Manzur ganó la Paso, pero el vicegobernador logró reunir casi el 40% de los votos y ocupará el segundo lugar en las listas de diputados nacionales. Estos resultados dejan sepultada definitivamente la posibilidad de habilitar una nueva reelección de Manzur, cuyos intentos de convertirse en un nuevo Gildo Insfrán parecen quedar truncos.

En Juntos por el Cambio la interna de senadores fue ganada por el intendente de la capital, Germán Alfaro, un experonista que «colabora» con el ajuste del gobierno de Alberto Fernández otorgándole los votos que su esposa Beatriz Ávila aporta desde la Cámara de Diputados de la Nación. Para esta campaña Alfaro recibió el apoyo de Larreta-Bullrich, y logró imponerse en la interna por un margen muy pequeño. En el caso de la categoría a diputados ganó el intendente de Concepción, Roberto Sánchez, con el auspicio de Prat Gay. Tanto Alfaro como Sánchez son candidatos testimoniales, que no dejarán sus intendencias para asumir sino simplemente buscan posicionarse de cara a las elecciones ejecutivas de 2023. Por su parte los candidatos de Macri, Silvia Elías de Pérez y Cano, terminaron últimos cómodos. El apoyo del expresidente resultó ser más una piedra que un salvavidas.

Los planteos de los candidatos de este espacio opositor fueron uno más reaccionario que el otro. Estuvieron discutiendo varios meses si sumaban o no Bussi a la interna. El defensor de genocidas, sin el patrocinio de algún ala del PJ, termino cayendo al 7% luego que en elecciones generales pasadas obtuviera cerca del doble.

Las campañas de los opositores patronales estuvieron centradas en atacar a Manzur y denunciar la miseria en la que está hundida Tucumán, aunque por supuesto omitiendo mencionar sus propias responsabilidades, ya que todos son o fueron gobierno de una forma u otra. Parar la reelección de Manzur fue otro de los latiguillos de los candidatos, cuando todos ellos votaron la re-reelección de José Alperovich. Una campaña con pocas propuestas concretas y mucho de ataques personales y chicanas.

La campaña del FIT

La lista Unidad de la Izquierda (PO, PTS e IS) triunfo en la interna del FIT-U sin mayores dificultades, con el 72% de los votos contra el 28% de la lista del MST. Los números finales obtenidos nos ubican alrededor del 2,1% en el marco de una elección en la que se presentaron doce listas distintas y en la que los aparatos ejercieron una gran presión intentando dirimir sus internas.

La campaña del Partido Obrero fue en todo momento un despliegue militante. Realizamos más de quince actos en distintos pueblos, municipios y localidades del interior, siempre bajo la consigna de organizarnos para enfrentar el ajuste. El día de la elección aportamos entre 700 y 800 fiscales que defendieron la boleta de la lista Unidad de la Izquierda, una gran movilización política.

El Polo Obrero y su juventud fueron el gran motor de la campaña, todas las asambleas barriales repartieron la propaganda de los candidatos y se jugaron a poner fiscales el día de las elecciones. En términos de militantes movilizados, fue una de las campañas más importantes que se recuerden en la provincia.

Los números muestran claramente que en los lugares donde el Polo Obrero está instalado las votaciones suben considerablemente. En zonas del este, donde nuestra organización piquetera tiene tradición, duplicamos y triplicamos la media provincial. La nota que más resalta se da en Colombres, donde el Polo Obrero viene de protagonizar una lucha por poner en condiciones el CAPS comunal, aglutinando al pueblo que salió a la calle: allí conseguimos el 10% de los votos y en alguna escuela hasta el 14%. La fusión entre los militantes y las reivindicaciones populares es el camino para un desarrollo firme y duradero.

Conclusiones

El Frente de Izquierda Unidad ha quedado como la única representación de la izquierda a nivel provincial, ya que otras fuerzas minoritarias no pasaron el piso proscriptivo de las Paso. Esto despeja el panorama de cara a noviembre con solo cinco listas, una simplificación que nos permitirá propagandizar mejor nuestras ideas y consignas. Importa rescatar la campaña frentista realizada en conjunto con el PTS e IS, muestra un camino de cara a las elecciones generales.

La miseria, desocupación, pobreza, precarización laboral y falta de perspectivas para la juventud, denunciar el acuerdo con el FMI y las reformas antiobreras que tienen por objetivo los partidos patronales serán los ejes fundamentales para continuar nuestra campaña de cara a noviembre. Se presenta un desafío para el Partido Obrero y su militancia, que lucha todos los días por un gobierno de trabajadores.

También te puede interesar:

Gabriel Solano y Néstor Pitrola opinaron sobre la carta de Cristina Fernández.
Los audios de la diputada kirchnerista son autoincriminatorios.
El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.