11/09/2014 | 1331

Un adelantamiento electoral “a la chaqueña”

El gobierno del Chaco sorprendió a propios y extraños con una convocatoria electoral que adelanta las primarias para el 8 de marzo y deja las generales para el 20 de septiembre, medio año más tarde. El volantazo de Bacileff buscaría utilizar las Paso para ordenar la interna del PJ. Pero tuvo el efecto contrario: la oposición de Capitanich reavivó la riña en el gallinero del PJ. En la disputa por la sucesión, con más de cinco candidatos anotados, Bacileff anotó a su propio hijo como presidente de la Cámara de Diputados.

La crisis del peronismo chaqueño está íntimamente vinculada con el retroceso político del gobierno nacional y al fracaso de Capitanich como jefe de gabinete, que asumió buscando una plataforma presidencial. Es así que ha ganado terreno la candidatura de la radical Aida Ayala (intendenta de Resistencia). Recluta apoyos entre la tropa empresarial de la Fechaco y los grupos de poder de la oligarquía de la provincia. Ayala aboga por una alianza con Macri; su eje político es la oposición al blanqueo laboral de los trabajadores en negro en el campo. El intendente de Villa Berthet se ha lanzado con el massismo. En este cuadro, la primera elección del año podría dar como resultado una derrota del peronismo.

El adelantamiento obligaría entonces a un retorno de Capitanich, como eventual candidato a intendente de Resistencia.

En este cuadro político se desarrolla la campaña de asambleas del Partido Obrero por el Congreso del movimiento obrero y la izquierda, en la que nuestro partido recoge la crisis del control político del PJ y la UCR en los barrios y lugares de trabajo. El 27 de septiembre tendrá lugar un plenario provincial que debatirá a fondo el cuadro provincial, las reivindicaciones y la campaña política del Partido Obrero.


Juan García

También te puede interesar: