15/05/1997 | 539

Un divisionista curioso, Guidobono

La Lsr de Guidobono le dijo al Diario Popular (2/5) que no concurrió el 1º pasado a la Plaza de Mayo porque «no fuimos invitados y porque no coincidimos con calificar de traidores a algunos dirigentes docentes neuquinos».


Guidobono tuvo el raro mérito de haber firmado, en febrero de 1989, en nombre del Mas, la solicitada de repudio al MTA mientras tenía lugar la masacre de los carapintadas, el ejército y Alfonsín, en el cuartel de La Tablada. Ahora defiende a los ‘dirigentes’ que, en una medianoche de sábado, se sonreían para las fotos con Sapag, luego de haber firmado un acta que levantaba la huelga docente de Neuquén, cuando las tropas de la Gendarmería reprimían al pueblo de Cutral Co, que se había levantado en apoyo a los docentes. El acta en cuestión da ‘por sobreentendida’ la derogación de la ley que redujo los salarios de los maestros de la provincia en un 20 por ciento, pero a más de un mes del levantamiento de la huelga, la Legislatura aún no aprobó la norma correspondiente.


La Lsr no vino a la Plaza de Mayo simplemente para no mostrarse al público. Pues, aunque parezca mentira, es partidaria de un frente de izquierda. Propone la unión sobre la base de un programa residual, o sea, lo que queda en pie una vez descartadas las divergencias.


Era la última ocurrencia que faltaba en la izquierda que se ha desgranado del Mas en forma completamente anti-principista, o sea, escondiendo con vergüenza su morenismo.

En esta nota

También te puede interesar: