13/04/2000 | 662

Una salida para Villa Soldati

En los monoblocks y los alrededores de Soldati se está desarrollando una intensa actividad de agitación por la campaña electoral del PO. Está prevista una radio abierta y una recorrida con Jorge Altamira para el sábado 15, a partir de las 10 horas. En la radio abierta y en la agitación participarán otros candidatos de la zona (Soldati, Oculta, Flores, etc.) y se invitará a sectores del movimiento obrero, como los delegados de la metalúrgica Roggio, que vienen de una olla popular y un paro contra los despidos y la reforma laboral. También se invitará a trabajadores de la Uocra, activistas barriales y dirigentes juveniles, para transformar la campaña del Partido Obrero en un factor de agrupamiento y organización de los trabajadores. Esta es la oportunidad de dar un paso adelante. A este fin entrevistamos al candidato de Soldati, Rafael Romero.


PO: ¿Cómo ves la situación de los trabajadores en Soldati?


Rafael: el problema más sentido es la falta de trabajo, el 80% vive de changas en este barrio, todos se atrasan con el pago de impuestos, el agua directamente nadie la puede pagar.


Hay una salita donde el cuerpo médico es muy escaso. Para 30.000 personas que viven, dan 20 números por especialidad. La gente se va a atender a otros hospitales porque no dan abasto, acá hay que levantar un hospital. También hay un Registro Civil donde atiende una sola persona, un juez y una secretaria; hay que volver 30 veces para hacer un trámite, o para anotar a un chico hay que perder todo el día de trabajo. No hay una escuela secundaria, sólo 1º en un nocturno para adultos; no hay biblioteca pública, ni lugares para los niños, plazas, etc.


PO: ¿Qué salida ves a estos problemas?


Rafael: Que se forme una comisión del barrio, con delegados para organizarse por los problemas que tenemos. El gobierno le da 10 millones por mes a Cáritas y acá nunca vinieron a preguntar qué necesitamos.


PO: ¿Qué te decidió a ser candidato del PO en Soldati?


Rafael: Porque a través de los años vi al PO no como a los otros partidos, sino como a un partido que estaba más allá de las instituciones. Este partido fue marginado el 24/3/76 y a través de su lucha consiguió reivindicaciones políticas, pero no para sentarse en una silla, sino para luchar por lo que estamos exponiendo acá. Y pensándolo bien, si ustedes colaboran con el PO van a tener un futuro, o sino vamos a ser siempre carenciados. Despertémonos de este largo letargo, tenemos que luchar por nuestra vivienda, por nuestro barrio y nuestras familias.