18/09/1997 | 557

YPF saquea a Cutral Co, Neuquén y al país todo

Como parte de la campaña electoral, el gobernador antiobrero de Neuquén, Sapag, ha lanzado una catarata de promesas sobre «inversiones» y»emprendimientos productivos» que lloverían sobre Cutral Co en las próximas semanas.


Inversión o vaciamiento


Para atraer a los capitales, «la provincia está ofreciendo el gas de su yacimiento El Mangrullo a la mitad del precio libre de la cuenca Neuquina»(El Cronista, 26/6).


Esta entregada ha sido acompañada por un conjunto de prebendas impositivas sin parangón: el decreto nacional 435 plantea la «exención en el impuesto a las Ganancias por espacio de 15 años» y la ley provincial 378 «prevé exenciones en el impuesto sobre Ingresos Brutos y Sellos» (ídem).


Con esta artillería de subsidios, Sapag lanzó un «concurso de iniciativas» que culminaba el 26 de agosto, fecha en la que se anunciarían las inversiones‘salvadoras’.


El jueves 21 de agosto, el vicepresidente de YPF, Roberto Monti, realizó un acto en Rincón de los Sauces (Neuquén) con la presencia de Sapag, dejándole a éste «el privilegio de anunciar una serie de futuras inversiones por un monto superior a los 600 millones de dólares que convertirán la conflictiva zona de Loma de la Lata y Plaza Huincul en un verdadero polo petroquímico» (BAE, 22/8). Pero lo único concreto que señaló Monti fue la construcción de una usina térmica de 40 MW. Muy pequeña, que sólo servirá para abastecer «a la población de Rincón de los Sauces» (11.000 habitantes). «Se trata de una inversión modesta», con escasa mano de obra, reconoce el diario de negocios (BAE), que destaca «la cintura política que comenzó a desarrollar Roberto Monti».


Primera mentira, entonces.


Segunda. El Cronista (22/8) anuncia la posibilidad de que YPF, «aprovechando el bajo precio del gas», instale una planta de metanol en Cutral Co. Pero el propio Monti se encarga de aclarar que está «todavía en la etapa de proyecto». «Sin embargo, el proyecto no es de gran escala», aclara El Cronista.


Se trata entonces de un ‘bluff’.


Efectivamente, «el gobierno provincial postergó hasta el 2 de diciembre la apertura de ofertas, aduciendo un pedido de 3 de las 4 empresas interesadas» (Página 12, 30/8).


YPF ‘exporta’ capitales


En realidad, YPF (y todas las petroleras) están fugando capitales. Mientras hace el verso de que invierte en el país, YPF se ha transformado en una empresa controlada por la bolsa de Nueva York, que financia sus inversiones en el mundo con lo que roba en la Argentina.


Aunque un editorialista de El Cronista afirma que «la internacionalización de las petroleras argentinas es la contracara de la ola de compras de empresas domésticas por parte de capitales extranjeros», reconoce que «el proceso de salida (de capitales que) comenzó hace unos tres años y ya sumaría unos 2.000 millones de dólares … ahora cobra importancia desde el punto de vista de la balanza de divisas». ¡2.000 millones de fuga de capitales en sólo 3 años… y recién comienza!


Lo más cínico es que mientras el vicepresidente de YPF hablaba en Rincón de los Sauces sobre las inversiones que iba a realizar en Neuquén y los puestos de trabajo a crearse, El Cronista (21/8) informaba que «después de casi 2 años de negociaciones, finalmente ayer YPF y Amoco acordaron un joint venture para operar juntas reservas de hidrocarburos en los Estados Unidos». La ‘argentina’ YPF va a invertir en EE.UU. la friolera de 700 millones de pesos sólo en la primera etapa. Y mientras en la Argentina se dedica sólo a extraer petróleo (que ya había sido explorado y perforado por la YPF estatal), en los EE.UU., en cambio, «orientará sus inversiones a perforación y al crecimiento del negocio del procesamiento de gas para terceros» (idem).


Se trata de un vaciamiento a una escala nunca vista.


La industrialización de Neuquén y la Patagonia sólo será posible, entonces, golpeando a los monopolios: estableciendo impuestos extraordinarios a sus ganancias extraordinarias, renacionalizando la industria petrolera sin pagar ningún tipo de indemnización a los pulpos vaciadores y formando una empresa estatal única bajo control de los trabajadores. Todo lo demás es verso y… mayores subsidios a los pulpos en detrimento del pueblo trabajador.

En esta nota

También te puede interesar:

Basta de descargar la crisis sobre las espaldas de las familias trabajadoras.
La nefasta campaña de las petroleras y el gobierno nacional.
YPF anunció subas del 18% hasta mayo, cuando se define a su vez el tarifazo en el gas y aumentos del GNC.
La crisis de la reestructuración de su deuda pone en jaque toda la política energética.
Editorial. Argentina se está convirtiendo en una olla a presión. Escribe Guido Lapa