24/06/2010 | 1134
SANTIAGO DEL ESTERO

Zamora adelanta las elecciones municipales

El gobierno del Frente Cívico anunció el adelantamiento de las elecciones municipales de Santiago para el 4 de septiembre.

El gobernador Zamora toma esta decisión cuando la oposición patronal se encuentra atomizada y no logra superar su marginalidad. Esta tendencia se ha acentuado después de la destitución del intendente de la Capital, Alegre. Este funcionario encabezaba una ruptura hacia el campo opositor, que le hubiera dado a ésta un punto de apoyo en su disputa con el zamorismo.

Por otro lado, Zamora ha logrado contener algunos reclamos sociales, en especial el que despuntó a principio de año con los autoconvocados de la salud. Mediante métodos represivos y con la colaboración de la dirigencia conciliadora de los autoconvocados, logró que se frustrase un movimiento multitudinario que había impactado en el conjunto de la población.

Otros reclamos fueron llevados a la vía muerta de “mesas de diálogo” que no lograron nada, con la colaboración de la burocracia y la Iglesia. Esto ocurrió con la docencia, los estatales y los campesinos pobres agrupados en el Mocase.

Los intentos de la izquierda sojera de darle una perspectiva a los reclamos de las masas –al impulsar la formación de una Multisectorial con la UCR y la burocracia de ATE– terminaron en la nada. Ni la burocracia ni los partidos patronales están interesados en promover ningún proceso de lucha real de las masas.

En este cuadro, Zamora tiene aún que resolver las candidaturas del Frente Cívico. La cuestión cobra una importancia superlativa, pues luego de estos comicios vendrá la elección a gobernador y legisladores, en la que Zamora no puede presentarse. Un abanico de candidatos del Frente Cívico se están candidateando para gobernador. En algún caso, como el de los kirchneristas de Bases Peronistas, se anunció que iría por fuera del Frente Cívico. Zamora no bendijo aún a ningún candidato, pero seguramente lo hará por alguien del riñón de su camarilla, especialmente para la intendencia de la capital.

La realidad social muestra que el régimen zamorista ha seguido el libreto K: los dineros del Estado se transformaron en grandes subsidios a las empresas, una nueva ley de promoción industrial más ventajosa para los inversores, medidas políticas y económicas al paladar de las patronales. Mientras tanto, las familias obreras seguimos sufriendo despidos, tarifazos, boletazo.

Esta política capitalista se está llevando adelante en todos los municipios. Mientras las camarillas patronales se enriquecen a costa de la obra pública, otros lo hacen por medio de los subsidios que reciben las empresas de transporte. En contraste, la salud y educación municipal están degradadas y los trabajadores municipales son víctimas de la precarización laboral y tienen bajísimos salarios.

Frente a este escenario, el Partido Obrero va a aprovechar la convocatoria adelantada para extender su agitación y propaganda a nuevos municipios, aparte de la capital y la Banda, donde tiene concentrada su intervención política, orientada a poner en pie una alternativa independiente del gobierno y de la oposición patronal –en la que está el centroizquierdismo–, que sirva para darle una perspectiva consecuente a las próximas batallas por el salario, el trabajo y las libertades, como resultado de la crisis imparable del régimen capitalista.

En esta nota

También te puede interesar:

Llamamos al MST a reflexionar y formar una lista unitaria de cara a las elecciones provinciales de noviembre.
Organizado por el Polo Obrero y el Partido Obrero.
El gobernador amenazó a una docente en el marco de una protesta de todo el pueblo.
No la dejaron entrar a su provincia luego de un tratamiento oncológico en Tucumán.