15/07/2004 | 859

900 compañeros se incorporaron al Polo Obrero

En ocho meses el Polo Obrero se ha transformado en una organización de masas en Jujuy. Se desarrolló en San Pedro, Arrayanal y Perico, y ahora, en El Carmen, Monterrico y San Antonio.


El sábado 10 de julio, al día siguiente de la culminación de la Marcha de la Bronca en Tucumán, el cuerpo de delegados de la CTA de El Carmen y localidades aledañas recibió a Claudio del Plá y Néstor Pitrola. Dos horas después, una asamblea general con 400 compañeros, representativos de más del doble de esa cifra votó la incorporación de su organización al Polo Obrero. De inmediato ganamos las calles. La manifestación conmocionó al pueblo, de 17.000 habitantes.


La CTA de Jujuy –para ser más exactos, su movimiento de desocupados– estalló. Hace más de un año no funciona como FTV, sino que lo hace como Movimiento Tupac Amaru en la CTA. La crisis fue hasta el final. Los compañeros han roto en medio de un tembladeral en toda la CTA jujeña.


Con Fellner, uno de los delfines más directos de Kirchner, está crujiendo un andamiaje de contención social sostenido en los viejos acuerdos de la CTA-CCC, en base a decenas de miles de planes de empleo, en una provincia con una enorme desocupación y la más antigua tradición piquetera.


A los heroicos cortes de ruta de los ‘90 y principios del 2000, siguieron los acuerdos con el Consejo Consultivo de Duhalde y ahora con Kirchner. Pero el ajuste está volteando centenares de planes. Se rompió la alianza nacional de D’Elía y Alderete. El nivel de descomposición punteril, matonil y mafiosa de la CTA regional jujeña, al mando de Milagros Salas, hizo el resto.


Salas tiene un aparato de matones que golpea a los activistas que se retoban. Hasta disciplina a golpes de palo a los marchantes, que la misma puntera esgrime y llama “palo psicológico”, según denunciaron los trabajadores de El Carmen. No podían faltar los “peajes” bajo apercibimiento de perder el plan, bingos sistemáticos obligatorios que sólo en la localidad recaudaban en conjunto alrededor de 3.500 pesos mensuales. Los bolsones trimestrales del gobierno les salían muy caros a los compañeros.


Los compañeros trazan un balance de conjunto. Denuncian que la mayoría de las veces que han salido a la calle en marchas completamente regimentadas lo hicieron para cubrir el vaciamiento de ATE, que no moviliza a nadie y “usa” a los desocupados para algún tipo de presión o replanteo de los pactos políticos, y nunca por las reivindicaciones por las que lucha el conjunto del movimiento piquetero.


La cuestión de las cooperativas de vivienda (cincuenta para construir doscientas viviendas en todo Jujuy por parte de la CTA) no sólo no constituyó una salida al hambre general y mucho menos al déficit de viviendas, sino que se transformó en otro terreno de maniobras fraudulentas, porque sus dineros no son manejados por cada cooperativa, sino por la “caja negra” de Milagros Salas. En consecuencia, hoy los obreros de la construcción no cobran sus sueldos y son extorsionados para que abandonen las cooperativas y formen otras disciplinadas a la mafia local.


El flamante Polo Obrero de El Carmen, integrado ya al resto del Polo jujeño, se dirigió a la Justicia por la malversación, por los casos de matonismo y amenazas, pero ha votado también un plan de lucha sobre la Intendencia, responsable oficial de las tierras y de la certificación del plan de obras, que está más adelantado de lo que fijan las pautas, por el esfuerzo de los compañeros.


La asamblea tuvo un carácter regional: estuvieron presentes una gran delegación del Polo de San Pedro, delegados de Perico y de Campo Santo (localidad cercana del norte salteño). Con esa fuerza, y dispuestos a defender sus conquistas, que no pertenecen a una camarilla sino al movimiento piquetero y a los trabajadores que en él participan, el Polo Obrero de El Carmen convocó a un Congreso de Bases a toda la CTA de Jujuy, con un llamamiento.


La convocatoria se basa en el método de la asamblea obrera y el piquete, contra toda práctica punteril; en la unidad consciente y programática de la clase obrera ocupada y desocupada; en la independencia de los gobiernos fondomonetaristas de Fellner y Kirchner, y en la adhesión al plan de lucha y el pliego de la ANT que culminó en la Semana Federal de lucha.


Los nuevos compañeros votaron todos los principios del Polo Obrero, un trabajo progresivo con la Prensa Obrera, y la realización de un ciclo de charlas de formación política. La perspectiva de construcción del Partido Obrero planteada por el diputado Claudio del Plá fue muy bien recibida por los nuevos activistas, algunos de los cuales manifestaron que vienen siguiendo las posiciones del Partido y otros que se vienen planteando la cuestión de una organización política de los trabajadores.


A poco de andar, el frente piquetero kirchnerista le está costando caro a la CTA. Adelante El Carmen, adelante Jujuy, el movimiento piquetero se defiende, lucha, evoluciona políticamente y encuentra su rumbo con el Polo Obrero.

También te puede interesar:

Se reunió con el senador macrista Naidenoff para buscar el apoyo de sectores de Juntos por el Cambio a un proyecto que busca blanquear el trabajo por fuera de los convenios colectivos.
Reforzó la campaña de cara la elección para diputados provinciales, concejales y comisionados municipales.
Alexis Oliva escribió un excelente trabajo de periodismo de investigación y de compromiso con las luchas populares.
Concentración frente a Desarrollo Social.