09/03/2001 | 698

Berisso piquetero

Se conformó la a Comisión de Vecinos y Desocupados de Villa Nueva (Berisso) ha arrancado un importante compromiso a los gobiernos municipal y provincial: 28 planes para el barrio, 100 bolsones de comida y materiales para la construcción de un comedor.


Como otras comisiones de desocupados en lucha, la de Villa Nueva también tiene un origen piquetero. Durante el paro nacional de 36 horas, unos 100 desocupados y vedncs cortaron la entrada a Be-risso reclamando trabajo. El corte -que duró casi 20 horas- dejó planteada la organización de una comisión de desocupados y un conjunto de reclamos y mejoras para el barrio.


Después del paro nacional, los desocupados de Villa Nueva comenzaron a censar la barriada inscribiendo a los compañero» por edad, oficio y núcleo familiar. Simultáneamente, comenzaron las asambleas barriales. En el mes de enero, se presentó el petitorio barrial y el censo de desocupados al intendente interino de Herisso, recibiendo por “respuesta»… que el intendente justicialista Juzwa estaba de vacaciones.


Fue entonce» que una asamblea resolvió marchar a la Intendencia el día 24 de enero, con la decisión de imponer el re* eonocimieifta de la Comisión y de no volverse hastai forzaruna negociación con el gobierno comunal. Ese día, medio centenar de desocupados “hicieron guardia” y quemaron gomas frente a la Municipalidad, mientras una representación electa por los compañeros discutía con las autoridades comunales del PJ. El corte del 24 de enero tuvo una amplia repercusión periodística en Berisso y fue tapa del principal diario local. Mientras seguían las negodadones con el municipio y la provincia, se montó una olla popular en Villa Nueva, donde los piqueteros se mantuvieron al pie del cañón y en “asamblea permanente” hasta que regresó la representador Esta propuso aceptar los 28 planes ofreddos (13 más de los que inicialmente ofreda el municipio) y la distribución de las bolsas de comida a cargo de la Comisión. Se evaluó como muy importante haber impuesto que los compañeros ingresen a trabajar en planes para el barrio, permitiendo de esta forma mantener y preservar la organizadón.


La asamblea de Vecinos y Desocupados tomó otras dos resoluciones de importancia.


a)    Elegir democráticamente a los compañeros que van a ingresar a los planes (incluyendo a jóvenes de 17 años que partídparon de los piquetes),


b)    Continuar el censo y las asambleas barríales para asegurar que so cumpla con los planes y la construcción del comedor, y para preparar un nuevo reclamo para pelear por todos los compañeros empadronados.


Pero ante la amenaza derta de que se desconoderon los acuerdos pactados se convocó a una Asamblea Extraordinaria en el barrio, con la presencia del intendente.


La asamblea retiñió a más de 100 vecinos y compañeros; y también se instaló una olla popular a 200 metros de la ruta. De la Asamblea partídparon compañeros de otros barrios, espedalmente de Barrio Obrero y de Villa Árgüello. Frente a la masividad y la firmeza de ésta, el intendente Juzwa tuvo que aceptar la mayoría de los reclamos.


Así, el 15 de febrero, entraron a trabajar los 28 compañeros (con fecha retroactiva al Io de febrero). Además, la Intendencia se comprometió a completar el cupo de 50 planes reclamados originalmente. También hubo un compromiso de entregar nuevas bolsas de alimentos (fiscalizadas por la Comisión para que sean redbidas por los censados, que ya son cerca de 200 compañeros) y materiales para la construcdón de un comedor popular en Villa Nueva.


La asamblea votó profundizar la organización y las asambleas semanales para luchar por la adjudicación inmediata de los 22 planes restantes y por trabajo para todos los censados desocupados.

En esta nota

También te puede interesar: