06/09/2001 | 720

El Polo Obrero en las barbas de Ruckauf

Las calles de La Plata fueron recorridas por una combativa manifestación piquetera el viernes 31 de agosto. Mil ciento cincuenta compañeros del Polo Obrero cortaron la calle frente al Ministerio de Trabajo durante varias horas en reclamo de puestos de trabajo. Más tarde recorrieron en manifestación el centro de La Plata hasta la casa de Gobierno.


Una comisión de nueve compañeros, con representantes de Zárate, Mercedes, Mar del Plata, Berisso, Avellaneda, Tigre y La Matanza, acompañada por Daniel Rapanelli y Néstor Pitrola, elevó el pliego de reclamos en nombre de muchas más organizaciones cuyos dirigentes no pudieron ingresar por limitaciones de los funcionarios.


Efectivamente, el reclamo incluyó a 22 distritos del conurbano y el interior de la provincia que participaron con delegaciones en la manifestación, y demandó la entrega urgente de 2.360 puestos de trabajo como pedido de emergencia. Además se reclamaron alimentos y se plantearon otras necesidades urgentes, gestionadas en cada municipio con respuestas insatisfactorias o directamente negativas.


Todo el derrumbe político del gobierno de Ruckauf emergió en la reunión. La delegación piquetera pudo confirmar que el atraso en el pago de los planes desembocaría en el pago en patacones en un 100%. Los compañeros que tienen por todo ingreso 120 y 160 por mes cobrarían con atraso y en papeles pintados. La denuncia de esto, realizada por los dirigentes de la marcha a todos los medios locales, fue un eje de la manifestación sobre la gobernación. Primer paso de lo que deberá ser una bandera de lucha del próximo período de todos los piqueteros de la provincia, en común con docentes y estatales que han salido a la lucha contra los patacones y contra el recorte.


Los funcionarios encabezados por el secretario de Empleo y con participación del sector Promoción Social firmaron un acta de compromiso de realizar en la semana siguiente una reunión con el ministro Aníbal Fernández; de gestionar institucionalmente ante cada intendencia el otorgamiento de puestos de trabajo, y de responder sobre los pedidos de Acción Social en la reunión misma con el ministro de Trabajo. Además, se otorgaron unos mil kilogramos de alimentos que fueron retirados de inmediato y distribuidos entre los distintos movimientos.


Bajo la lluvia, contra el gobierno del recorte y los patacones, los manifestantes reivindicaron también ante las autoridades la libertad de los presos y la derogación del ajuste, como marca el programa de la Asamblea Piquetera Nacional, hoy más vigente que nunca. El gobierno presentó la excusa de que ya no tiene presupuesto y que, además, «desde lo del MTR» no adjudicaban más planes directamente sino a través de las intendencias. De allí la necesidad de la entrevista con el ministro: el poder político provincial no puede lavarse las manos, y no dejaremos que lo haga, frente a su responsabilidad ante el hambre y la desocupación que crecen en masa.


La movilización constituye un salto del Polo Obrero de la provincia, que nos potencia frente a la próxima Asamblea Piquetera Nacional y las medidas que allí resolvamos.

También te puede interesar:

Las Juntas Internas realizaron una radio abierta frente al Ministerio de Economía y entregaron una carta a Alberto Fernández.
Intervención de Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, en Intratables.
Reclamos por alimentos para los comedores y trabajo genuino.