fbnoscript
25 de abril de 2013 | #1265

ATE Buenos Aires: De espalda a las luchas

Por Pablo Chanquet
Tribuna Estatal

El 18 y 19 de abril se realizó el congreso de ATE Provincia de Buenos Aires, precedido por la realización de asambleas de afiliados en las que la dirección del gremio se aseguró que toda expresión opositora -e incluso crítica- estuviera ausente u ocupara un lugar marginal.

En la asamblea de La Plata, y cuando los compañeros aún no terminaban de reponerse del impacto de las inundaciones, la primera moción fue para limitar el uso de la palabra y la tercera, para cerrar la lista de oradores. Esto motivó que la oposición en pleno se retirara, ante la imposibilidad de plantear algún debate.

El desarrollo del congreso fue la consecuencia lógica de su preparación.

Se buscó convalidar el proyecto político-partidario de la conducción. La discusión de la memoria, lejos de constituirse en la oportunidad de un balance, no pasó de ser la autoexaltación de la fracción dirigente.

Estuvo ausente del debate la experiencia de la huelga y toma de la sede del Ministerio de Educación. Ello importa no sólo por la magnitud de aquella lucha, cuya victoria condicionó el modo en que el gobierno aplicaría el ajuste, sino por los métodos que permitieron obtenerla. Luego, el triunfo de los estatales bonaerenses contra el pago en cuotas del aguinaldo no fue mérito de la directiva de ATE, sino de un estado de huelga general que los trabajadores impusieron de hecho. Pero quienes podían explicar ese balance habían sido excluidos del congreso.

Como era de esperar, el resultado fue la aprobación de un documento político y un "plan de lucha", el cual no difiere sustancialmente de los ‘planes’ de los últimos años. Sus resultados (de no mediar una intervención desde abajo) serán los mismos.

Organicemos asambleas y plenarios de delegados con mandato por: reapertura de paritarias, aumento no menor al 30% en un pago; comando unificado de estatales, médicos, docentes y judiciales; ningún descuento por día de paro, derogación del impuesto al salario, derogación de la ley de asociaciones profesionales.

Compartir

Comentarios