fbnoscript
15 de enero de 2015 | #1347

La lucha de los músicos varelenses

La falta de espacios, la necesidad de pagar para tocar y las ordenanzas sobre "ruidos molestos", que terminan impidiendo el acceso de los músicos a los espacios públicos son moneda corriente en muchos distritos del conurbano, y Florencio Varela no es la excepción.
 
Ante esta situación, los músicos de este distrito se empezaron a organizar, pero esta incipiente organización no fue del agrado del municipio liderado por el caudillo kirchnerista Julio Pereyra.
 
El 15 de noviembre se realizó el "Varela Rock", un festival organizado por el municipio, donde tocan algunas bandas locales que no cobran ni viáticos y una banda importante que sí cobra, lo que resulta una verdadera discriminación entre colegas. En ese festival, el grupo "Los hijos de Claudia" denunció desde el escenario la situación que viven los miles de músicos varelenses. Las represalias no se hicieron esperar y ni bien bajaron del escenario fueron increpados por los organizadores, quienes les dijeron "que les habían faltado el respeto y eran unos desagradecidos". Acto seguido, los músicos fueron echados por la seguridad del lugar.
 
El hostigamiento y las amenazas continuaron a través de las redes sociales a cargo de personeros de Pereyra y de notas radiales agraviantes hacia el grupo a cargo de Gustavo Ginoi (guitarrista de La Missippi y coordinador del festival). La escalada de amenazas culminó con una brutal golpiza a manos de una patota a la salida de un bar, que terminó con dos de los músicos inconcientes y a quienes tuvieron que darles puntos de sutura en sus cabezas.
 
Se presentó una denuncia en la Justicia y se realizó un festival contra este hecho de violencia hacia los músicos que se organizan y luchan por sus derechos.
Desde Músicos Organizados, exigimos el esclarecimiento de este hecho y nos sumamos a lucha que vienen emprendiendo los compañeros de AMOFV (Artistas y Músicos Organizados de Florencio Varela). 
 

Compartir

Comentarios