fbnoscript
| #1502

Un gran Encuentro de Trabajadores

Convocan Aten en huelga, el sindicato ceramista y los obreros de MAM en lucha 

En el marco de la histórica huelga que protagoniza la docencia neuquina, que ya acumula 37 días de paro, se ha convocado a un Encuentro de Trabajadores de Neuquén.

La iniciativa tomada por las asambleas docentes no podría ser más pertinente. Por un lado, porque una huelga que ya ha realizado movilizaciones de masas, ocupaciones de edificios públicos, bloqueos a la Casa de Gobierno y piquetes en las rutas, necesita de una iniciativa que apunte a superar el reaccionario papel de la dirección de la CTA, que levanta una política colaboracionista con el gobierno del MPN. La CTA le ha dado la espalda a la lucha de Aten, intentando aislar y contener el estado de rebelión de la docencia para que no se contagie al resto de los estatales.

El Encuentro de Trabajadores le permitirá a la docencia empalmar con otros sectores de trabajadores que se encuentran en lucha, como los compañeros de las fábricas ceramistas bajo control obrero, los obreros de MAM y las obreras textiles. Los ceramistas no sólo sufren la amenaza de remate de Cerámica NQN sino que, también, arrastran el golpe que significan los tarifazos, la falta de acceso al crédito, lo que no les permite avanzar en una renovación tecnológica de las fábricas y, ahora, la negativa de los proveedores a venderles materias primas por el cuadro de desorganización económica generalizado.

El Encuentro será un lugar de reagrupamiento con diversos sectores de trabajadores estatales, como Desarrollo Social y Salud, que luchan contra los convenios colectivos flexibilizadores impuestos por la burocracia de ATE y UPCN; los compañeros del Inti, que vienen de protagonizar una gran lucha contra los despidos, así como los del Inta, que atraviesan una situación cada vez más crítica ante los despidos en el Ministerio de Agroindustria. Ya han confirmado también compañeros del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (Epas), que se encuentran en la previa de su propia paritaria y trabajadores municipales de Neuquén, en estado de alerta y movilización contra la reforma previsional que impulsa Cambiemos en el Concejo Deliberante. Participarán, además, compañeros del Polo Obrero y otras organizaciones sociales, que se encuentran en lucha por las garrafas, contra los tarifazos y por trabajo genuino.

Han sido invitados especialmente los compañeros, también estatales, de la Planta Industrial de Agua Pesada, que se encuentran sosteniendo piquetes diarios en Arroyito reclamando el pago de las salarios de mayo y la reactivación de una fábrica de la que dependen 400 familias. Desde hace un año la planta no produce, pero los trabajadores se han opuesto a irse a sus casas y han defendido el cumplimiento del horario de trabajo para realizar tareas de mantenimiento de la fábrica, evitar un vaciamiento y mantener activo y en alerta al colectivo de 400 obreros calificados.

Finalmente, el Encuentro es convocado en el momento que se palpita una gran tensión en el gremio petrolero. Por sobre todo, por la amenaza de 1.000 despidos de las empresas contratistas de YPF, pero también por el cierre de la paritaria en un 15%, lo que representará, de mínimo, una pérdida de 10 puntos del poder adquisitivo de los trabajadores de la industria.

En síntesis: el Encuentro tiene lugar, por un lado, en un cuadro de irrupción y desarrollo de importantes luchas obreras y, por el otro, de un recrudecimiento de la crisis social, fruto del fracaso del esquema económico del macrismo y del plan de guerra que libra, junto a todos los gobernadores, contra la clase obrera en su conjunto.

El Encuentro de Trabajadores ha sido convocado con un comunicado que contiene importantes definiciones políticas y programáticas (ver abajo). Tiene la responsabilidad de votar iniciativas de lucha provinciales y sentar las bases para un plenario obrero nacional de los sindicatos clasistas, antiburocráticos y combativos, que se constituya como un polo de referencia para el conjunto del movimiento obrero argentino, ante la crisis nacional y el ‘defol’ de la burocracia sindical.

Compartir

Comentarios