fbnoscript

Represión en Cresta Roja para meter “carneros”

1.300 gendarmes con gases y balas de goma para desalojar un piquete contra despidos. Los obreros se reagruparon y exigían la liberación de dos detenidos.

En las primeras horas de la mañana la Gendarmería avanzó con balas de goma y carros hidrantes contra trabajadores de Cresta Roja en lucha contra despidos, en el marco de un gigantesco operativo represivo montado para romper el piquete que sostenían en el ingreso de la fábrica, en el distrito bonaerense de Ezeiza.

Tras la represión los obreros se reagruparon y realizaron un piquete en la ruta 205 reclamando por dos trabajadores detenidos, que fue levantado alrededor del mediodía con el compromiso de que serían liberados. Allí se acercaron diversas delegaciones solidarias -entre ellas la del Partido Obrero, que se hizo presente con el diputado provincial del PO-Frente de Izquierda Guillermo Kane.

Represión y carneros

Desde anoche, trescientos trabajadores de la planta 2 de Cresta Roja hacían guardia en el acampe que vienen sosteniendo desde hace dos semanas en planta 1 de la localidad de La Unión (Ezeiza). Las negociaciones con la nueva patronal Wade, del Grupo Tres Arroyos, entraron en punto muerto desde que la compañía planteó prescindir de 500 trabajadores entre las dos plantas, y que necesitaba retomar la faena con sus condiciones. La patronal de esta manera chantajeó con que era eso o nada, presionando a un sector de trabajadores de Planta 1 para retomar la faena. 


La justicia dictaminó que las fuerzas de seguridad, en este caso Gendarmería Nacional, debía garantizar que “estén despejadas” las calles de ingreso a la planta para que ingresen trabajadores reclutados como rompehuelgas. Fue así que se dispuso un gigantesco operativo de 1.300 agentes munidos con palos, gases, balas de goma, caballos, carros de asalto y carros hidrantes.

Un grupo de gendarmes avanzó hacia el piquete y, ante los insultos de los obreros contra ellos y contra los "carneros" (que esperaban a dos cuadras en la estación de servicio de la ruta) leyeron la resolución de desalojo; los obreros deliberaron en asamblea y resolvieron resistir.  Apenas pasadas las 6 comenzó la represión; los obreros respondieron con lo que tenían a mano. Frente a las balas de goma y el avance con los carros hidrantes, el piquete obrero se desplazó hacia la ruta y las vías -donde los esperaba un operativo mayor, con la montada y decenas de carros de asalto, infantería, y más hidrantes. Los obreros les siguieron haciendo frente en la ruta 205 y las vías hasta que movimientos de pinzas de las fuerzas represivas los fueron dispersando; se produjo una batalla campal durante más de una hora. 

 

 

Tras ello se reagruparon y sostuvieron el nuevo piquete en la ruta.

¡Viva la lucha de los trabajadores de Cresta Roja! ¡Ningún despido! ¡Si triunfa la lucha de Cresta Roja ganamos todos!

 

 
Repudiamos la represión en Cresta Roja

Repudiamos la represión en Cresta Roja, libertad a los compañeros detenidos. Ningún despido, todos adentro!

Posted by Guillermo Kane on Wednesday, May 16, 2018

 

Compartir

Comentarios