fbnoscript

Aborto legal: el debate en el Congreso comenzó con miles en las calles

Luego de un 8 de marzo masivo, que tuvo como bandera central el aborto legal, seguro y gratuito y la lucha contra el ajuste, el Congreso abrió el debate sobre la metodología con la cual se abordará la discusión en torno al Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Mientras esto ocurría dentro del recinto, centenares de personas concentraron otra vez frente al Congreso para reclamar que el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto se convierta en ley. El "Pañuelazo" se replicó en numerosas localidades, como Tucumán, Mendoza y La Plata; el día previo, una multitud de mujeres y organizaciones se habían congregado frente a la residencia presidencial de Olivos por el mismo reclamo.

La reunión plenaria de las cuatro comisiones por las que pasarán los proyectos relativos al tema de la legalización, abordó la metodología del debate que seguirá diputados. A propuesta del oficialismo, cada uno de los 257 miembros de la Cámara de Diputados de la Nación podrá presentar, hasta el 7 de abril, 4 expositores, que podrán intervenir siete minutos en las audiencias que se organizarán con "ejes temáticos" y de tal forma que en cada bloque se "den puntos de vista diferentes", según informó el diputado que preside la comisión de Legislación General, Daniel Lipovestsky, comisión de cabecera. A partir del 10 abril iniciarán las exposiciones, que tendrán lugar todos los martes y jueves y culminarían a finales de mayo.

Romina Del Plá, diputada del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, intervino en la reunión para fijar posición sobre la necesidad de establecer una metodología que garantice el curso del debate y la consecuente aprobación del aborto legal. “Estamos debatiendo cómo conquistar un derecho, no sólo cómo instrumentar un debate”, señaló la diputada, quien saludó que no se hayan escuchado los lamentos de la diputada Elisa Carrió, que presentó una carta para que el Congreso postergue el debate por acercarse la Semana Santa, demostrando que su republicanismo termina allí donde gobierna la Iglesia Católica. Del Plá señaló la necesidad de atender lo discutido en la reunión de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, para evitar la extensión desmedida de intervenciones que, de acuerdo a la metodología presentada por el PRO, implica que hablen 1000 expositores. También reclamó que no se permita el uso de imágenes tergiversadoras al respecto del debate en cuestión, metodología corriente usada por los sectores clericales.

Por el contrario, la dirigente docente y diputada señaló la necesidad de que en el debate debe escucharse a la mayoría popular que se ha pronunciado por el aborto legal en las encuestas y en las calles, y por sobre todo a las mujeres que han sido y son víctimas del actual marco legal represivo. “Luego de tantas luchas y movilizaciones, el verdadero “debate amplio” que aquí se propone, será el que atienda la voz de todas las personas que no han sido escuchadas por la imposición de la Iglesia Católica y sus intereses particulares. Aquí se deben escuchar a los familiares de Ana María Acevedo, que murió en Santa Fe porque le denegaron el tratamiento contra el cáncer por estar embarazada, a Belén, que estuvo 2 años presa injustamente en Tucumán, a todas las mujeres que han sufrido la clandestinidad del aborto”.

La diputada del Frente de Izquierda concluyó proponiendo una banca simbólica para la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, organización que viene impulsando el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que mayor cantidad de firmas ha recogido.

Distintos diputados presentes tomaron la palabra para referirse a la metodología del debate, donde hubo distintos señalamientos. La diputada Natalia González, del PTS, destacó el valor de la movilización popular, mientras que la diputada Araceli Ferreyra del bloque de Peronismo Para la Victoria, planteó la incompatibilidad que supondría que en el Congreso avancen proyectos antagónicos en torno a la legalización del aborto, como sucedería si se aprobara la ley de “libertad religiosa” que impulsa el PRO, que entre otra cosas, amplía la objeción de conciencia a todos los cultos y a todas las instancias de la vida civil. Actualmente este instrumento reaccionario es utilizado como un ariete para bloquear el acceso a los abortos legales en nuestro país. 

El Plenario de Trabajadoras presentó a los medios una infografía que muestra el estado de situación actual al respecto de las posiciones de cada uno de los integrantes de las Comisiones que deben tratar el proyecto de legalización del aborto. Las comisiones fueron conformadas por el PRO con posterioridad a que los 71 diputados firmaran el Proyecto de IVE, dejando fuera a diputados impulsores de la legalización, como sucede con Romina del Plá, entre las primeras firmantes del Proyecto de la Campaña por el Aborto Legal, que fue excluida de las cuatro comisiones que lo tratarán.

La lucha por conquistar el Aborto Legal debe ser permanente y creciente en organización, conciencia y masividad, para desarmar las múltiples presiones del clero, que irán incrementando con el correr de los días. Impulsemos el debate en las escuelas, sindicatos y en todos los barrios, llamemos a la movilización popular para terminar con la violencia contra las mujeres que supone la clandestinidad del aborto. 

Compartir

Comentarios