fbnoscript
5 de septiembre de 2016

Pilar: un caso de persecución semejante al de Belén

Por Corresponsal

Carla, de 20 años, llegó en la madrugada del 31 de agosto al Hospital Sanguinetti de Pilar con una urgencia ginecológica, después de pérdidas dolorosas. Tuvo que ser internada en ese mismo momento. Luego de amenazarla, y de preguntar constantemente por el feto, el médico Christian Pesce -que le dio los primeros auxilios- la denunció y quedó bajo custodia policial en la habitación donde estaba internada. 

Por medio de un formulario que es utilizado para cumplir la actuación policial de oficio, el médico acusó veladamente a Carla de abortar. En forma velada, según Página 12 (2/9), “para evitar el escrache de las organizaciones feministas”. Asimismo, el médico violó la relación médico-paciente, dado que en el formulario consignó el nombre y apellido de la joven y su domicilio.

Al igual que Belén, la joven tucumana condenada a ocho años de prisión luego de sufrir un aborto espontáneo, Carla recibió tratos crueles por parte de los médicos del hospital, y fue víctima de violencia obstétrica.

El secretario de Salud de Pilar, el pediatra Carlos Kambourian, respaldó el accionar del médico, que figura también como jefe del servicio de Ginecología del Hospital Militar de Campo de Mayo.

Pese a los intentos por retenerla en el hospital mientras era investigada, Carla logró que le dieran el alta gracias a la movilización de activistas que la acompañaron.

La defensa incondicional de las autoridades al médico que ejerció esta violencia sobre Carla, debe poner en alerta al movimiento de mujeres, ya que este caso -al igual que el de Belén- revela una línea de hostigamiento contra las mujeres y sus derechos.

Anulación de la condena de Belén, solidaridad con Carla, aborto legal.

Compartir

Comentarios