fbnoscript
20 de abril de 2018

Infame operación mediática contra los Maldonado

En una nota de opinión publicada en el portal Infobae, el periodista Gustavo Mura formalizó un nuevo ataque contra la familia de Santiago Maldonado. El agravio fue recogido al día siguiente por el matutino Clarín en su tapa.

La “denuncia” de Mura se basa en la asistencia económica que recibió la familia Maldonado para poder impulsar la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado –la cual, dicho sea de paso, si no hubiese sido por la movilización popular y de la familia Maldonado, hubiera quedado en la nada.

La familia Maldonado respondió inmediatamente y en forma categórica, dando por tierra con esta nueva operación. 

Destacan, en primer lugar, que el apoyo económico se encuentra debidamente documentado y justificado ante Ministerio de Justicia de la Nación. “En particular, negamos que el Estado haya abonado los honorarios de la Dra. Verónica Heredia. Recordamos, además, que esta ´ayuda´ se trata, en realidad, del cumplimiento de una OBLIGACIÓN del Estado asumida en tratados internacionales incorporados a nuestra Constitución”, señalaron en un comunicado publicado en su página oficial. Más tarde, Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, puso como ejemplo que “en esos gastos están la reunión a la que nos citan para ir a La Plata, el hotel y el pasaje cuando se hizo la sesión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Uruguay, entre otros, porque es el Estado el que nos cita a nosotros a ir” (Página/12, 20/4).

Mura ve un agravio en el hecho que se cubran los gastos que debe realizar la familia, pero no escribe ni medio renglón sobre la razón de esta asistencia. Los familiares de Maldonado –cuyas vidas fueron atravesadas y cambiadas para siempre por circunstancias fatales, de las cuales es responsable el Estado– viven en Bariloche y en la localidad bonaerense de 25 de Mayo, mientras que su abogada debe viajar permanentemente entre Buenos Aires y la Patagonia, ya que la causa se tramita entre Esquel y Rawson, provincia de Chubut. Los traslados son muy costosos y también muy lejanos, por lo que en más de una oportunidad es necesario también, alojarse una o más noches en la ciudad. 

Las razones de este nuevo agravio se encuentran en el hecho de que los testimonios y evidencias que están surgiendo de la investigación –que ya acumula 28.000 fojas– corroboran la innegable responsabilidad de Gendarmería en el crimen de Maldonado. Entre esas evidencias se encuentra el video inédito, difundido hace pocos días, que refuta de plano la coartada de la flagrancia,  vociferada por funcionarios y agoreros del gobierno en los medios de comunicación. Allí se aprecia un diálogo entre los gendarmes que se aprestan a ingresar al terreno ocupado por los mapuches para cumplir la “misión” de “quemarles todas las casas” y “patearles todo”. Se suma, entre otros testimonios, a las declaraciones del músico chileno Nicasio Luna Arratia, quien describió como los gendarmes disparaban a mansalva bajo la orden de hacerlo a “fuego limpio” cuando intentaban huir atravesando el río Chubut. La desaparición y asesinato de Santiago tiene como responsable innegable al propio Estado, de manos de la Gendarmería Nacional, que reprimió a sangre y fuego aquel 1 de agosto de 2017 el corte que realizaban apenas un puñado de personas de la comunidad Pu Lof Cushamen, a quienes Santiago acompañaba. 

Mura, con un cinismo que exaspera, habla del “fin del curro de los derechos humanos”, y pretende sembrar una sombra duda sobre la familia de Santiago. Este pseudo periodista omite, por supuesto, que el gobierno pretendió ocultar el crimen sembrando todo tipo de mentiras, negando la presencia de la mano derecha de Patricia Bullrich, Pablo Nocetti, en Cushamen e instalando versiones apócrifas como las de que Santiago no había participado del corte, que había sido mal herido por un puestero o que se encontraba refugiado en Chile, como reprodujo Elisa Carrió en el debate de candidatos cuando fue increpada por Marcelo Ramal. 

La campaña infame del oficialismo para instalar que Maldonado simplemente "se ahogó" no podrá ocultar la verdad. Las pruebas y los testigos en la causa demuestran que hubo una planificación con consecuencias letales. 

El Estado es responsable. Deben decirnos qué hicieron con Santiago y que los culpables materiales y políticos sean condenados por este crimen de estado.
En la solidaridad y figura de Santiago se expresan miles de jóvenes que se manifiestan y organizan contra este sistema de explotación del hombre por el hombre.

Abrazamos su causa y abrazamos la causa por Justicia por Santiago Maldonado.

Castigo a los responsables materiales y políticos.

¡Fuera Bullrich!

TE PUEDE INTERESAR

Nuevos testimonios sobre la encarnizada represión policial contra los mapuche


 

En esta nota:

Compartir

Comentarios