fbnoscript
22 de mayo de 2015

La verdad es revolucionaria, pero La Izquierda Diario Miente…

En nuestro artículo “Discutamos el contenido de la decisión de ir a las PASO en el Frente de Izquierda” quisimos politizar un debate y sacarlo del terreno estrecho de la disputa de candidaturas.  Por eso nos esforzamos en marcar los antecedentes políticos que explican esta decisión, poniendo de manifiesto las divergencias estratégicas que conviven al interior del FIT. Hubiera sido útil que la respuesta del PTS profundizase estos aspectos, de forma tal que la polémica entablada aporte a la clarificación política de las divergencias planteadas. Lamentablemente no es lo que ha ocurrido. La nota publicada en La Izquierda Diario pasa por alto la mayoría de nuestros señalamientos y caracterizaciones, para centrar todo en la cuestión de las candidaturas. Pero ni siquiera esto es abordado seriamente. Como demostraremos en pocas líneas, el PTS echa mano al recurso vil de la falsificación política. O para decirlo en lenguaje oficial, “La Izquierda Diario miente”.
 
En nuestro artículo afirmamos que la acusación que nos hace el PTS de querer  “monopolizar las candidaturas” no sólo es falsa por completo, sino que les cabe a ellos antes que a nadie. Es lo que surge de una propuesta que nos fuera entregada a la Mesa Nacional del FIT. Allí plantearon que Nicolás del Caño no rote en su banca de diputado el próximo 10 de diciembre para que asuma nuestra compañera Soledad  Sosa, quedándose hasta el 2017, y que la lista de los diputados nacionales de Mendoza sea encabezada por Noelia Barbeito del PTS. De este modo si la compañera fuera electa los dos diputados de Mendoza corresponderían al PTS. La `contraparte` que proponen es que Néstor Pitrola no rote en su banca de la provincia de Buenos Aires, pero SI Y SOLO SI en diciembre sale electo un nuevo diputado por ese distrito, que sería del PTS. Lo que surge de la propuesta es lo siguiente: si el Frente de Izquierda no consagrara ningún diputado nuevo las dos bancas actuales quedarían en manos del PTS. Y si consagrara el de la provincia de Buenos Aires el PTS tendría dos diputados y el PO uno. Y si ocurriera otro tanto con el de Mendoza la diferencia a su favor sería de 3 a 1. ¿No es esto el intento más claro de monopolizar no ya sólo las candidaturas, sino las bancas conquistadas en común?
 
Pero más grave que este intento de acaparamiento es que la propuesta del PTS destruye el sistema de rotación, que consiste en que las bancas legislativas sean ejercidas efectivamente por los tres partidos del FIT.  Para negar esta afirmación el articulista de la Izquierda Diario recurre a la mentira más ruin. Lo hace al afirmar que el PO fue quien formuló inicialmente una propuesta que incluía la no rotación de las bancas, lo cual es completamente falso. Nuestra propuesta, que se debatió en la mesa del FIT estuvo inspirada en el acuerdo que habíamos suscripto para las elecciones municipales de Mendoza Capital. En esa oportunidad, y a propuesta del PTS, hicimos el siguiente acuerdo: Nicolás del Caño encabezó la lista de Intendente, y nuestro compañero Andrés Elías, un destacado luchador del gremio municipal, la lista de concejales. Ahora bien, Elías había ido en segundo lugar en la lista de concejales en la elección del 2014, cuando conquistamos una banca en el municipio. Por ese motivo tenía que rotar con la compañera del PTS Macarena Escudero. El acuerdo que hicimos este año era muy simple: Andrés Elías encabezaba la lista y si ingresaba al Concejo el FIT pasaba a tener dos bancas allí. De tal modo que la rotación no se establecía, porque Andrés Elías asumía la totalidad del nuevo mandato y Macarena Escudero cumplía, también, sus cuatro años. Pero si no se lograba una nueva banca la rotación SI SE CUMPLIA, y Andrés Elías reemplazaba a la compañera del PTS luego de dos años. 
 
Sobre la base de este modelo, ideado por el PTS, propusimos en la provincia de Buenos Aires un esquema similar, con la finalidad de atender el reclamo del PTS de encabezar la lista de diputados por ese distrito. En ese sentido propusimos que Pitrola, que dejará su mandato el 10 de junio de este año para que ingrese Myrian Bregman, no rote su banca SI Y SOLO SI el FIT conquista un nuevo diputado nacional por la Provincia, que sería un compañero/a del PTS. En el caso de que eso no ocurra Pitrola renunciaba a su banca y asumiría la compañera Bregman. Propusimos que el mismo esquema se extienda al diputado provincial de la provincia de Buenos Aires, que hoy ocupa Christian Castillo y que debe ser reemplazado por nuestro compañero Guillermo Kane el 10 de junio próximo.
 
Cualquier persona de bien puede darse cuenta que esta propuesta es radicalmente distinta a la formulada por el PTS. En nuestro caso planteamos que Pitrola siga en su cargo SI Y SOLO SI ingresa un nuevo diputado, que sería un compañero del PTS.  Si eso ocurriera tendríamos un diputado el PO y otro el PTS. Y si no ocurriera, Pitrola renuncia y la única banca por la provincia de Buenos Aires la ocuparía el PTS.  Es una forma distinta de mantener la rotación. En cambio la propuesta del PTS para Mendoza es que Del Caño no rote, AUNQUE INGRESE O NO UN NUEVO DIPUTADO. Y como además proponen encabezar ellos la lista de Mendoza tendríamos la siguiente situación: si no ingresase ninguno el PTS se queda en la banca y si ingresase uno nuevo ambos serían del PTS. No es aventurado decir que el PTS se prepara para no entregar la banca en el contexto faccional de su política. 
 
Siendo que una propuesta es la opuesta de la otra, el PTS ha querido confundir a sus lectores presentándolas como si fuesen análogas. Asistimos a un acto de mala fe, de parte de un partido que no puede defender públicamente las propuestas que formula en privado. Así, vamos mal. Esta orientación usurpadora del PTS no es nueva. Tuvo su debut cuando se apropió de la banca de Mendoza, que no la inscribió como parte de un bloque único del FIT en la Cámara de Diputados, sino como “Bloque-PTS”. Si en aquella oportunidad fuimos tan severos con esta maniobra expropiatoria no se debió a cuestiones leguleyas típicas de la burocracia parlamentaria, sino porque advertimos tempranamente el alcance rupturista de la acción.
 
La cuestión de las candidaturas no puede debatirse por afuera de los programas y las perspectivas políticas. Es lo que quisimos hacer en nuestro artículo. Pero el PTS nos quiso arrastrar al lodo de la  mentira, para confundir a sus lectores y esquivar el debate que importa. 
 
Puestas las cosas en su lugar, volvamos a discutir sobre lo que importa. El acuerdo que hemos llegado con los compañeros de Izquierda Socialista, y al que se ha sumado Pueblo en Marcha y otras organizaciones, parte de la necesidad de lanzar ya mismo la campaña presidencial contra los Scioli, Macri y Massa. Ya lo estamos haciendo. 

En esta nota:

Compartir

Comentarios