fbnoscript
8 de mayo de 2019

Mendoza: Acto del FIT contra el cierre de La Campagnola

Para defender los puestos de trabajo, la izquierda reclama la expropiación.

Este martes el Frente de Izquierda realizó en Mendoza un acto en la puerta de La Campagnola en apoyo a los trabajadores despedidos del grupo multinacional Arcor, que anunció el cierre de sus dos plantas en el departamento de San Martín y su traslado a San Luis, dejando a más de 130 familias en la calle. 

En el acto hablaron el senador Víctor da Vila, la precandidata a vicegobernadora Soledad Sosa, Elmice Chacon, precandidata a la intendencia en San Martín, y Marcelo Castillo, delegado de Alco Canale.

Las intervenciones destacaron que las medidas del grupo Arcor no responden a dificultades de la empresa, que acumuló enormes ganancias durante décadas. Se trata, en cambio, de un plan de restructuración para aumentar su rentabilidad a través de la reducción de costos de producción a costa de los trabajadores.

 

Soledad Sosa expresó: “lo que se busca es una reestructuración patronal con un vaciamiento de la fábrica que lleva ya cinco años, protegido tanto por la intendencia del PJ como de Cornejo y por Macri, es por esto que realizamos este acto para decirle al pueblo trabajador que para defender a estas fábricas de la industria alimenticia es indispensable su estatización para favorecer los puestos de trabajo, el salario y el alimento para la población mendocina que tiene a su niñez a la mitad bajo la línea de la pobreza. Por decimos que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores”.

Arcor hizo una “retirada ordenada” para darles confianza a sus accionistas. Contó con el encubrimiento de la burocracia sindical que nunca hizo olas contra el proceso de vaciamiento; lo hizo con la complicidad de la intendencia y del gobierno, así fue vaciando las plantas de maquinaria y despidiendo a varios compañeros por año. 

“En esto hay una unidad política entre el intendente Giménez (PJ) y Cornejo a la hora de justificar el cierre de la multinacional –continuó Soledad–; ambos se lavan las manos diciendo que el problema es el contexto macroeconómico, tirándole el lastre a Macri cuando Cornejo forma parte de su gobierno”. 

“Por eso decimos que esta crisis frutihortícola tenemos que enfrentarla defendiendo a los más golpeados qué son los obreros rurales, al igual que la industria vitivinícola. Por eso proponemos la creación de un mercado único que tenga el monopolio estatal de la actividad que debe ser controlado por un consejo con representantes de obreros rurales”.

En tanto, la bancada del Frente de Izquierda presentó en la legislatura mendocina un proyecto de expropiación de las dos plantas cerradas y la creación de la empresa provincial de alimentos de Mendoza. “También vamos a exigir de inmediato el tratamiento de la Ley de Protección Social Y Laboral que estipula la prohibición de despidos y suspensiones por tres años, o que hayan presentado un preventivo de crisis se procederá a la expropiación a través de una Comisión de Control Obrero que podrá tener acceso a toda la información contable, jurídica, comercial y bancaria a los fines de poder ser expropiada bajo control de sus trabajadores”, señalaron los dirigentes de la izquierda.

LEER MAS

Mendoza: 125 obreros podrían quedar en la calle por el cierre de La Campagnola

Compartir

Comentarios