fbnoscript
25 de noviembre de 2017

Asamblea en Kimberly-Clark rechaza la reforma laboral

Los papeleros enfrentan el plan de guerra del gobierno
El jueves pasado se realizó una asamblea de fábrica en la papelera Kimberly Clark, ubicada en la zona sur (Bernal), donde se clarificaron los ejes de la reforma laboral y se evaluó el impacto que tendrán sobre los trabajadores la pérdida de derechos indemnizatorios, el ataque al convenio colectivo, la rebaja salarial y deterioro de la estabilidad laboral.
 
Luego del debate, la asamblea votó por unanimidad exigir al gremio la participación de la representación interna en los encuentros de delegados que la Federación del Papel está realizando, en donde se está “elaborando” un anteproyecto que reformará el convenio. Esta cuestión debe ser seguida de cerca por los trabajadores del gremio, puesto que las reformas gubernamentales que no pasen a través de la ley, serán impuestas en una segunda fase en los convenios laborales de cada gremio, con el acuerdo de la burocracia sindical. Por lo tanto, somos los delegados de base quienes resistiremos las reformas pro-patronales.
 
Del mismo modo, se votó solicitar una asamblea general en el sindicato, para reclamar a la dirección de la regional, un cese de tareas y movilización el día que se trate el proyecto de ley en el congreso.
 
Previamente, y en el marco de la resolución de la Coordinadora Sindical Clasista de impulsar plenarios y asambleas obreras sobre la reforma laboral, Papeleros Lista Gris convocó a un plenario de agrupación en que participó Néstor Pitrola, quien dio un balance electoral y contextualizó el cuadro político en el que se lanzan las reformas laboral, tributaria y previsional.
 
El plenario de papeleros votó sacar un boletín explicativo sobre la reforma, el cual ya está siendo colocado en las fábricas con una muy buena recepción por parte de los trabajadores. 
 
Como quedó claro en el cierre de la asamblea desarrollada en Kimberly Clark, somos la generación obrera que tiene la responsabilidad de enfrentar a los reformadores antiobreros, puesto que nuestro futuro y el de nuestros hijos dependen de ello.
 
 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios