fbnoscript
20 de abril de 2018

Carrefour-Cavalieri, el acuerdo de la vergüenza

Por Corresponsal

Con el aval del gobierno, y en el marco de un proceso preventivo de crisis, Carrefour y la conducción del Sindicato de Empleados de Comercio arribaron a un acuerdo que establece mil retiros “voluntarios” al 150% (en realidad, despidos encubiertos) y una rebaja del 50% de los aportes patronales durante un año y medio. El acuerdo otorga gran libertad a la empresa para el cierre de tiendas y relocalización de trabajadores. Y se extiende hasta 2021.

En pocas palabras, la multinacional francesa se reestructura a costa de sus trabajadores. Se trata de un mazazo que va acompañado de una cláusula de paz social que procura impedir cualquier tipo de medida de fuerza de parte de sus empleados.

Para llevar adelante este ataque, la empresa alegó una caída en las ventas y una excesiva presión tributaria que le dificultaría la competencia con los supermercados chinos. Con los mismos argumentos, otras cadenas advierten que podrían reclamar también su propio preventivo de crisis. Esto provocaría un cimbronazo en un sector que sólo en el último año (febrero 2017-febrero 2018) vio la plantilla en los supermercados reducirse en 4335 puestos (Página 12, 20/4), una caída del 4,5% del plantel.

El aval del gobierno, que prestó la Quinta de Olivos para la firma del acuerdo, está precedido por un regalo para todo el sector que es la formación de una mesa de competitividad. Allí resonarán los reclamos de las grandes patronales, que pueden resumirse en una rebaja de salarios, de impuestos, de aportes patronales e incluso un ataque a adicionales como el plus por zona desfavorable o al seguro de retiro. El presidente de la Asociación de Supermercadistas Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez, cámara que integra esa mesa, expresó estos reclamos en un reportaje con La Nación (10/4).

Es el preludio de una ofensiva patronal en regla que pone en juego todas las conquistas.

La nueva entrega contra los trabajadores de Carrefour tiene el sello inconfundible de Armando Cavalieri, responsable también del último acuerdo paritario a la baja de 15% en cuotas, en línea con el techo salarial de Macri.

El Cuerpo de Delegados de Carrefour, ligado a la fracción de Ramón Muerza, realizó una movilización el 11, pero aislada, más orientada a la interna con Cavalieri que a desarrollar un plan de lucha.

Necesitamos asambleas por sucursal para poner en pie a todo el gremio, preparar un paro y rechazar cualquier despido, rebaja salarial o modificación de las condiciones de trabajo. Este planteo fue levantado hoy por el PO en un acto en las puertas de Carrefour Warnes con buena recepción entre los trabajadores.

Rechacemos el acuerdo antiobrero de Carrefour y Cavalieri. Ningún despido.

En esta nota:

Compartir

Comentarios