fbnoscript
21 de mayo de 2018

Despidos en Motomel, con complicidad de la UOM

Más de 130 trabajadores afectados en la planta de San Nicolás.

La fábrica de motocicletas Motomel acaba de dejar en la calle a más de 130 trabajadores y trabajadoras, quienes debido a sus contrataciones precarias no cobrarían siquiera indemnización.

La UOM de San Nicolás, en boca de su secretario de prensa Fabián Gigli, ha salido a justificar los despidos y a la patronal, arguyendo que esta se ha visto afectada por la suba del dólar. Lejos de llamar a asamblea y plantear medidas por la reincorporación inmediata, así como un programa de defensa de los trabajadores frente a los despidos -que se abran los libros de la empresa, el control obrero, el llamado a asamblea-, pone paños fríos diciendo que se trata de una no renovación de contrato, que “podrían volver a ser contratados” en otro momento.

La UOM actúa como cómplice directa de una patronal que ha ido aumentando su lugar en el mercado en base a la superexplotación de sus cerca de 600 trabajadores, tomados sistemáticamente con contratos precarios, avalados en todos sus términos por la gremial. Gracias justamente al llamado “contrato UOM” (a término), durante años pende sobre los trabajadores el temor a la no renovación, y así el sindicato impone la desorganización y la sumisión obrera en función de “hacer buena letra” para lograr la renovación del contrato.

En estas condiciones, los más de 130 despidos no le cuestan un peso a la patronal.

Enfrentar los despidos

Para los trabajadores de planta esto no cierra: dicen que hasta hace unas semanas atrás estaban tomando gente, y cuentan que han stockeado al punto de no tener ya espacio. En circunstancias similares había tenido lugar en 2015 otra serie de despidos.

Mientras la patronal justifica las cesantías por el curso de la economía, el gerente de Motomel Marcelo Meller viene de participar de la reunión que los capitalistas nucleados en IDEA mantuvieron con los ministros Luis Caputo (Finanzas) y Francisco Cabrera (Producción), en la cual ratificaron el rumbo económico del gobierno (Diario Contexto 19/5).

La patronal de Motomel apoya y avala el plan de guerra del gobierno, y se monta sobre la crisis para arremeter contra los trabajadores. La UOM, una vez más, actúa como sostén de las patronales y del gobierno.

Planteamos:

-Asamblea general.

-Reincorporación inmediata de los despedidos.

-Pase a planta permanente de todos los trabajadores. Basta de contratos basura.

-Que se abran los libros de la empresa. Control obrero de la producción.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios