fbnoscript
14 de abril de 2018

Parazo de los docentes universitarios

Con más de 80% de acatamiento, la docencia universitaria del país respondió al congelamiento en que mantiene el gobierno a nuestros salarios desde octubre 2017. La actitud del gobierno llegó a la provocación de convocar a una única reunión paritaria sin ningún ofrecimiento salarial. 

La contundente respuesta en todas las universidades nacionales también expresa el repudio al recorte de 3000 millones de pesos sobre un ya apretado presupuesto total de 103 mil millones para las universidades nacionales, en una clara medida de ajuste hacia la educación pública. Siendo que el 90% del presupuesto se destina al pago de salarios, queda en claro que el golpe es a todo lo que implica infraestructura, mantenimiento, becas y cumplimiento de promesas firmadas en otras paritarias y convenios colectivos de docentes y no docentes. Este achique presupuestario en las universidades nacionales debe denunciarse en el marco de toda una política de avance en la mercantilización de la educación superior y como parte de la campaña de arancelamiento y un Sistema de Reconocimiento Académico de Educación Superior que equipara a las universidades privadas con las públicas en las posibilidades de currícula de cada estudiante.

Este paro, convocado por la Conadu Histórica, en coincidencia con la Conadu, coincidió con una semana de intensos actos y movilizaciones de distintos sectores del movimiento obrero en lucha. Es así que, tanto la dirigencia de Conaduh como toda AGD UBA, participaron de distintas actividades de la carpa levantada por la CTA Autónoma junto a los trabajadores del Inti, los mineros de Río Turbio, ATE, y el Posadas y de la marcha y acto del miércoles 11. También AGD UBA estuvo presente durante toda la jornada del primer día de debate en el Congreso de la Ley de Interrupción voluntaria del embarazo y fuimos parte de la audiencia pública convocada por diputados, entre ellos Romina Del Plá.

El Paro en la UBA

Con índices entre el 80 y 100% en los colegios y algunas facultades, el paro fue el más importante desde el 2016 y su éxito es también parte de los importantes niveles de movilización que tuvo el sindicato en las jornadas de diciembre, el 24 de Marzo y el 8M. Las 48 hs, en muchas de las unidades académicas, estuvieron precedidas por reuniones en distintos horarios con los docentes y debates en las salas de profesores que fortalecieron el nivel de participación.

Para lograr este nivel de acatamiento, en la UBA no sólo tuvimos que enfrentar las presiones de las gestiones que codirigen la universidad y cada consejo directivo, sino también y sobre todo, al gremio Feduba (K). Mientras en la conferencia de prensa realizada por Conaduh y Conadu, dirigentes de esta última alardeaban con “aulas vacías”, su gremio de base en la UBA, pugnó por modificar la modalidad de medida resuelta para esta oportunidad convocando a clases públicas en Sociales y Exactas. En Sociales, y a pesar de haber intentado acordar previamente entre ambos sindicatos, fue donde más se expresó este debate. Justamente, en la facultad más combativa, que se ubica siempre a la cabeza de las luchas, el gremio K puso más ahinco en llevar a los docentes a una forma de paro distinta a la del resto del país. Realmente algo criminal, pero acorde a disolver las luchas para llevarnos a la conclusión de la importancia de “votar bien en el 2019”. La disputa quedó saldada. El paro sin asistencia en Sociales fue del 99%. 

Sigue el Paro 

Frente a la falta de propuesta y hasta de convocatoria a reunión paritaria, con el reclamo del 25% de aumento, la cláusula gatillo, $17000 para el cargo testigo (equivalente al maestro simple) y salario para los ad honorem, la Conadu Histórica, nuevamente coincidiendo con la Conadu, volverá a parar el 26 y 27 de abril. AGD UBA, como los distintos sindicatos en cada universidad realizaremos en esas jornadas distintas acciones para instalar nuestro reclamo y romper el techo paritario que pretende imponernos el gobierno nacional.

Compartir

Comentarios