fbnoscript
13 de abril de 2018

FULP: ¿“pliego de demandas” o integración al Rectorado y renuncia a la lucha?

Este jueves 12, a dos días de la Asamblea Universitaria que se apresta a votar rector de la Universidad Nacional de La Plata, la federación estudiantil (FULP) le presentó su “pliego de demandas del movimiento estudiantil” a Fernando Tauber, único candidato a ocupar el cargo.

Esta movilización fue resuelta en una “asamblea interfacultades” casi clandestina, realizada el viernes pasado. Fue una de las asambleas más pequeñas convocadas por la Federación en varios años. Evidentemente, el apoyo público de la conducción de la FULP ( La Mella, Miles, CEPA, Funap) a Tauber le quitó toda credibilidad a la convocatoria. Movilizarse por los reclamos de los estudiantes requiere, necesariamente, de una delimitación respecto del Rectorado que fue responsable, junto a los gobiernos de turno, de las demandas insatisfechas que el pliego señalaba -incluyendo la implementación del comedor turno noche, el mejoramiento de la política de becas, la construcción de una nueva sede del comedor, asignación de presupuesto para garantizar el protocolo de acción contra la violencia de género, entre otras.

El pliego, más que un cuento

Nuestro rechazo a que la presentación del “pliego de demandas” sea utilizada como excusa para votar a Tauber fue señalado oportunamente por la UJS-PO, incluso en la interfacultades, pero el nivel de bajeza al que se sometió la conducción de la FULP en la reunión con Tauber fue inédito.

En primer lugar, la reunión no comenzó hasta haberse sacado la foto con la que Tauber, minutos después, celebraría en las redes sociales el apoyo de la conducción de la Federación a su candidatura. En segundo lugar, el propio candidato abrió la reunión con un largo discurso de agradecimiento a ese apoyo, antes de que se presentara el tan mentado “pliego de demandas”.

Luego de señalar un compromiso por “comenzar nuevas obras en el albergue y abrir el comedor turno noche después de las vacaciones”, el candidato a rector firmó el pliego, que era mucho más amplio que esos dos puntos, y todos se aprestaban a cerrar ahí esa pseudo-reunión, devenida en acto de campaña del candidato Tauber.

La intervención de la UJS y el Partido Obrero

Si la reunión no se dio por concluida y se abrió algún debate fue por la presencia de la UJS-PO. Asistimos a la movilización e ingresamos a la reunión como parte de la conducción del Centro de Estudiantes de Arquitectura. Como también recogieron los medios, de ninguna manera participamos de la foto ni firmamos la presentación del pliego, en la comprensión de que estos reclamos estaban siendo utilizados para justificar un apoyo a un Rectorado que va en el sentido contrario de las demandas estudiantiles. Entre otras contradicciones de los términos de la reunión, sucede que las autoridades que callan frente al recorte de 3.000 millones al presupuesto universitario no tienen ninguna autoridad para firmar un compromiso con un pliego que reclama el aumento del presupuesto.

La UJS-PO puso de manifiesto que el rechazo a la candidatura de Tauber parte de una divergencia programática irreconciliable. Mientras la gestión actual promueve los negociados con las empresas y la creación de posgrados pagos como forma de “auto-financiar” a la Universidad, nosotros defendimos el financiamiento único estatal, la gratuidad de todo el nivel superior y el rechazo a que los planes de estudio y las investigaciones respondan a los intereses del mercado. Mientras la gestión actual pactó con el macrismo la Reforma Educativa y el Sistema de Reconocimiento Académico, nosotros planteamos la defensa de la educación y la universidad pública.

Defendimos el punto de vista de que todo lo que los estudiantes conseguimos -como el albergue, el comedor universitario y el boleto educativo- ha sido el producto de una lucha de años y de las movilizaciones masivas, que chocaron de lleno con los gobiernos y las autoridades. 

Partiendo de esa base, concluimos que para luchar en serio por este pliego lo tenemos que hacer de forma independiente de un régimen que ataca hace décadas la educación. Ligarnos a él, que es lo que nos propone La Mella, el Miles, la CEPA y otros, es renunciar a estos reclamos.

Repudio a los ajustadores

A lo largo de toda esta experiencia, quedó en claro qué papel juega cada uno. Los consejeros de la mayoría estudiantil de Arquitectura serán, este sábado, la única voz de oposición a un Rectorado que pretende profundizar, en ligazón con el macrismo, la privatización y el vaciamiento de la universidad.

El Centro de Estudiantes de Arquitectura (CEAU) ha hecho una convocatoria a un acto de repudio a la elección de Tauber, en las afueras de la Asamblea Universitaria.
Convocamos a todos los estudiantes y a las agrupaciones que acuerden con este planteo a confluir en esta acción y dar la pelea todos los días por un rumbo independiente para el movimiento estudiantil.

En esta nota:

Compartir

Comentarios