fbnoscript
11 de agosto de 2016 | #1423

Córdoba: la UEPC engaña a los docentes para hacer pasar el ajuste jubilatorio

La UEPC (Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba), el sindicato docente con más de cuarenta mil afiliados, uno de los gremios estatales más importantes de la provincia, ha decidido ocupar el lugar de garante sindical para que pase la armonización jubilatoria de Schiaretti y Macri. Luego de criticar al Sindicato de Empleados Públicos, encabezado por José Pihén, legislador oficialista y titular de la CGT provincial, de haber dado un paso hacia la armonización definitiva por aceptar la rebaja del 2% en los aportes jubilatorios y denunciar este hecho como un paso hacia la armonización definitiva, la burocracia de la UEPC ha solicitado formalmente al gobierno que, en el caso de los docentes, la armonización se adecue al régimen especial de los docentes nacionales (ley nacional 24016), haciendo alarde de los beneficios que esto traería. Es decir, una bienvenida entusiasta al ajuste y a la entrega del sistema previsional.
 
La UEPC engaña a los docentes para hacer pasar el ajuste jubilatorio. La burocracia sindical preparó el terreno durante años, aceptando la progresiva destrucción del 82% móvil, para decir ahora que la armonización beneficiaría a los docentes. Los estatales cordobeses aportamos un 7% más (18% total de aporte jubilatorio) a un fondo compensador para poder sostener en la jubilación provincial un 82% móvil que ya no existe. Las sucesivas reformas fueron aplastando los derechos previsionales. En 2008, Schiaretti dio un gran paso hacia la armonización, al pasar a calcular el haber jubilatorio sobre la base del promedio de las remuneraciones de los últimos cuatro años (ley 9504), y no sobre el salario al momento del retiro, como estipulaba la ley 8024 original. Luego, De La Sota pasó a diferir la movilidad de los pasivos en 6 meses respecto del aumento a los activos (ley 10078), lo que fue derogado por Schiaretti a fines del año pasado a cambio de meter la ley 10333 y establecer de forma permanente una jubilación del 73% en la provincia.
 
Los argumentos de la UEPC para defender la armonización con el régimen especial de jubilación docente son una falacia que sólo intenta ocultar que estamos ante un nuevo ataque a las jubilaciones y a todo el sistema previsional. La UEPC dice que, con la ley 24016, el cálculo del haber previsional inicial se hace sobre el último sueldo, pero oculta que la original ley provincial 8024 también plantea eso con el plus de un 1% más por cada año de aporte que exceda los 20 años. Al decir que ya estamos armonizados en algunos puntos, como por ejemplo la edad (57-60 años), esconden que con la jubilación provincial de la ley 8024 original la edad era de 50 y 53 años. Tampoco dice nada la burocracia de UEPC sobre el destino del 7% extra aportado al fondo compensador, en el que, junto con el SEP, tiene un veedor sindical. El régimen especial establece un aporte del 13%, por lo tanto hay un 5% que será definitivamente sobado a los docentes, según el plan de UEPC. Y lo que tampoco dice la UEPC es que la armonización, incluso con el régimen especial docente, destruye la movilidad ligada al salario del activo. Los jubilados quedan condenados a dos actualizaciones al año, por decreto del Ejecutivo Nacional. Esto es que todas las jubilaciones, incluso las más altas, tienden con el tiempo a reducirse hasta la mínima.
 
Pero la falacia más grande de la postura de UEPC está en ocultar deliberadamente que la armonización ya puesta en marcha por Schiaretti y Macri desconoce los regímenes especiales y viene a imponer una jubilación del 52,5%, a los 60-65 años, sin más movilidad que la actualización que pretenda el gobierno nacional por decreto. Es decir, la armonización viene a destruir las jubilaciones y a establecer en el plano nacional una asignación universal a los pasivos, separándolos completamente de los trabajadores en actividad. Por eso ha generado un repudio enorme entre los estatales, activos y pasivos, que ya han comenzado un plan de lucha. Luz y Fuerza, por caso, ya anunció un paro provincial contra la armonización. La conducción kirchnerista de UEPC, en cambio, la abrazó con euforia, haciendo gala de macrismo puro. La UEPC separa a los docentes del resto de los estatales y los entrega maniatados al ajuste jubilatorio, condenándolos a un futuro de miseria extrema.

En esta nota:

Más en Provinciales:

Compartir

Comentarios