fbnoscript
12 de septiembre de 2018

80 nuevos despidos y cierre de áreas en el Hospital Posadas

Dejó de funcionar Cirugía cardiovascular infantil y hay recortes en una decena de sectores. Miles de pacientes afectados.
Por Tomás Eps @tomaseps

El gobierno macrista comenzó una nueva fase del sistemático vaciamiento del Hospital Posadas, el más grande de los que dependen de Nación. Más cesantías y el cierre de sectores enteros suponen consecuencias brutales para los miles de niños y adultos que se atienden allí.

80 nuevos despidos esta semana se suman a los 300 ejecutados durante el año, totalizando más de 1.000 en lo que va de gestión macrista. Desde hoy el centro de salud ya no cuenta con Cirugía cardiovascular infantil, ya que el jefe de esa área –Christian Kreutzer- renunció junto con su equipo en rechazo a esta oleada antiobrera. Hubo fuertes ajustes en Neumonología Infantil, Videodeglución pediátrica, Ecografía Infantil, Diabetes, Hepatología, Oncología, Terapia pediátrica, Psiquiatría y Psicología. Hace unos meses había dejado de funcionar Demanda espontánea de Síndrome de Down.

Menos profesionales representan menos turnos disponibles, cuando la demanda de los mismos crece exponencialmente. “Acá no andamos con chiquitas, por culpa de este ajuste se va a morir gente”, sentenció Jimena Lettieri, despedida del hospital.

Los trabajadores y vecinos protagonizaron hoy una jornada de protesta ante este batacazo patronal, y preparan una nueva ronda para el viernes. En la asamblea realizada en ese marco se declaró como personas no gratas y se exigió la renuncia de los responsables directos, Juan Ignacio Leonardi (director de Recursos Humanos) y Pablo Bertoldi Hepburn (director ejecutivo) –un hombre de Cambiemos que en facebook sostenía que había que “tomar las calles” y “linchar a delincuentes y políticos que los apañan” (El Disenso, 14/2). También se debatía la perspectiva de un paro para la semana entrante.

Para avanzar con los despidos, el macrismo se ha apoyado en la extendida precarización del personal, que en un 80% se encuentra con contratos a término. Pero también ha procedido a despedir trabajadores en planta permanente; uno de ellos marcó que fue expulsado pese a que “tengo 28 años de trabajo, nunca falté y soy dirigente gremial”. La oleada anterior de despidos apuntó contra delegados combativos y activistas, buscando golpear la organización gremial y allanar este sendero de vaciamiento. Tras ello se montó un régimen de militarización y amedrentamiento al interior del hospital (incluso prohibiendo a través de un comunicado a los médicos hablar con la prensa); es lo que volvió a verse hoy con la cuantiosa presencia policial allí presente. La complicidad de la burocracia sindical es total: la patota de ATE Morón, a cargo de Darío Silva, acompaña este proceso amenazando y golpeando a los trabajadores del hospital, mientras que UPCN no desarrolla lucha alguna contra esta situación.

El vaciamiento del hospital se enmarca en la “Cobertura Universal de Salud” del macrismo, que apunta al desguace del sistema sanitario y su copamiento por capitales privados. Los trabajadores del Posadas denuncian que allí ya se han privatizado áreas como Jardines y Mantenimiento.

Compartir

Comentarios