fbnoscript
19 de enero de 2019

Importante movilización por la apertura integral del Hospital Oñativia

También se exigió la implementación real de la emergencia sanitaria

El pasado jueves, una decena de organizaciones y más de 200 personas se movilizaron al palacio municipal de Almirante Brown, en la localidad de Adrogué, bajo las consignas “defensa de la salud pública”, “declaración municipal de la emergencia sanitaria” y “reapertura inmediata del hospital” Oñativia, al cumplirse un mes del incendio que coronó años de vaciamiento del nosocomio de Rafael Calzada y produjo, en un principio, su cierre completo.

Participaron cientos de vecinos, trabajadores, organizaciones sociales, sindicales, la seccional de ATE Almirante Brown-Presidente Perón y partidos de izquierda.También se reclamó por las condiciones laborales de los trabajadores del Hospital Lucio Meléndez, receptor de pacientes del Oñativia, quienes sufren el fuerte aumento de la demanda de atención sanitaria.

Una delegación de las organizaciones fue recibida por el jefe de gabinete de la Secretaría de Salud y por un representante del área de Desarrollo Social, quienes informaron que el municipio había declarado la emergencia sanitaria. Esto sorprendió a los presentes, dado que no hay comunicación oficial de ello ni se hizo público un plan de acciones concretas con su correspondiente partida presupuestaria y nombramiento de personal pertinente para llevarla a cabo. Por eso, se denunció la falsedad del anuncio y se exigió la presentación del plan operativo correspondiente.

Además de no tener definiciones y de “lavarse las manos” ante los reclamos, los representantes municipales dieron cuenta de un profundo desconocimiento de cuestiones básicas sobre la situación actual del hospital: no sabían en qué consistía el plan de obras, qué partida presupuestaria iba a destinar la provincia para la refacción, tampoco el plazo exacto, ni cuál era la planificación para la reconstrucción de la infraestructura dañada. 

En la reunión, las trabajadoras del hospital Lucio Meléndez (el único activo en el distrito luego del incendio) denunciaron la situación desesperante que viven en el nosocomio: una misma guardia atendiendo el triple de pacientes, insumos insuficientes, condiciones insalubres para atender a las personas que se acercan, instalaciones deficitarias, etc. 

Responsabilizamos por esta situación al gobierno municipal de Mariano Cascallares y al gobierno de Vidal, dadas las políticas de vaciamiento de la salud pública y de ajuste que vienen llevando adelante.

Desde la Coordinadora Sindical Clasista (CSC) defendimos nuestro planteo de exigir al gobierno provincial que haga público el plan de obras y su cronograma estimado y que el seguimiento del mismo debe quedar a cargo de una asamblea de trabajadores y vecinos. Señalamos que mientras duren las obras el gobierno provincial y el municipal deben presentar un plan de emergencia: que las salitas de primeros auxilios funcionen a pleno, con guardias de 24 hs. Que se garantice el presupuesto y el personal necesario. También que se disponga la aparatología necesaria para la atención.

Por último, remarcamos que el gobierno provincial debe garantizar las internaciones, empleando para ello las camas disponibles en todas las clínicas del distrito. Es prioridad absoluta la salud de la población.

Compartir

Comentarios