fbnoscript
7 de mayo de 2019

La crisis en el sistema privado de salud en Río Negro

Y la respuesta de los trabajadores
Por Corresponsal

La manifestación y acampe de enfermeros, administrativos y camilleros empleados del sanatorio “Del Sol” (nucleados en ATSA) que se realizó el 3 y 4 de mayo en Bariloche, en la que también participaron médicos, se suma a las medidas de fuerza que este sector está protagonizando en localidades como Cipolletti y Cinco Saltos.

En el caso de Bariloche, la empresa “Del Sol” adeuda el 70 por ciento del primer medio aguinaldo de 2018, el aguinaldo completo de diciembre, y la totalidad del bono anunciado por la CGT. Los afectados son 185 empleados fijos y unos 100 médicos que tienen, desde abril de 2018, salarios congelados y les deben hasta 6 meses. Estos últimos figuran como monotributistas, otra forma de precarización, encubriendo así la relación laboral con la empresa. Los mismos opinan que “si todavía no cerraron el Sanatorio es porque no pagan los salarios”. “Están financiando –dicen- esta crisis con el laburo de los empleados y médicos que van a laburar gratis y aquellos que renunciaron y todavía se les adeuda”.

Muchos de los especialistas del sanatorio no están pudiendo trabajar con pacientes de PAMI por la deuda que este organismo tiene con el Sanatorio. Tampoco se pueden atender usuarios que dependen de Osecac (Comercio), obra social que abandonó su acuerdo con la empresa. IPROSS (OS de la provincia) ni siquiera está depositando las cápitas. En la guardia de “Del Sol” desapareció el servicio de Pediatría, entre otras especialidades que también están teniendo que abandonar el hospital por falta de recursos.

El Sanatorio cipoleño “Río Negro”, en la misma línea, adeuda parte del aguinaldo, el bono y los salarios de febrero y marzo. En Viedma, el Sanatorio Austral no pagó el bono, la “Clínica Viedma” debe el 100 por ciento del salario de marzo y el policlínico privado de San Antonio Oeste, adeuda el bono compensatorio. En General Roca, la Clínica Roca sigue sin pagar los sueldos como el centro de internación San Cirano, que adeuda parte del salario de marzo.

Los trabajadores y trabajadoras de la provincia de Río Negro no podemos estar sujetos a un sistema de salud que pretende hacer negocios de nuestras necesidades.

Una salud pública orientada en beneficio de la clase obrera y el pueblo, sólo será posible con la lucha y la organización independiente de los trabajadores, hacia un sistema único, estatal, gratuito y de calidad.

  • Por el pago inmediato de lo adeudado a todos los trabajadores y trabajadoras
  • Por el pase a planta permanente de los médicos “monotributistas”
  • Asamblea en todos los lugares de trabajo y paro provincial de ATSA por todos los reclamos planteados.

En esta nota:

Compartir

Comentarios