fbnoscript
21 de mayo de 2020

Garrahan: sin solución a los reclamos, continúan las medidas en la sala que atiende Covid-19

Por Ale Lipco Hospital Garrahan

Sin respuestas satisfactorias por parte de la patronal, las y los trabajadores de la sala que atiende Covid-19 en el Hospital Garrahan, en el barrio porteño de Parque Patricios, resolvió no tomar servicio nuevamente y parar hasta mañana.

Hoy se cumplió el plazo aceptado por el plantel del CIM 74 tras la medida del pasado lunes, que había arrancado una serie de compromisos. Sin embargo, la patronal incumplió la mayor parte de los puntos. El elemental pedido de personal de limpieza fijo durante las noches -uno de los turnos más desprotegidos- no se implementó. Tampoco se garantizan los equipos de protección adecuados para estas compañeras tercerizadas, que están en el sector más delicado, lo cual expone a ellas y al resto del personal, sin que las autoridades tomen medida alguna. Dejan hacer sin obstáculos a la empresa negrera, que embolsa el canon y los subsidios de la Anses sin brindar los elementos necesarios a sus trabajadores.

A la vez, la carencia de personal de Enfermería es muy sentida, particularmente en esta sala. La directora de Enfermería admitió el pasado martes que no han cubierto ninguna vacante de las 140 generadas por jubilaciones y renuncias en el último período. Un ajuste “silencioso”, que se agrava por las necesidades propias de la pandemia, frente a las licencias y rotaciones necesarias. Currículums hay a rolete -se mencionaron más de 1.000-, pero las incorporaciones no llegan a las 30.

Los equipos de protección personal (EPP), por su parte, son insuficientes en cantidad y calidad. Se retaceaba hasta el barbijo N95, que en una sala de positivos es indispensable; tampoco aceptan los pedidos de adecuado resguardo de todas las zonas corporales.

Tras dos meses de pandemia, no se tomaron las medidas básicas de reacondicionamiento de salas; como si fuera una sorpresa el crecimiento de casos en los últimos días -algo obvio-, improvisaron reformas en la sala con pacientes adentro, sin siquiera debatirlas con el personal que trabaja allí. Se necesitan áreas limpias y sucias claramente delimitadas; también vestuarios y espacios para higienizarse y descansar en la sala, entre otras cosas. Al reclamo de testear en escala y bajo criterios serios al personal expuesto, incluidos asintomáticos, se responde con evasivas.

Como se ve, los pedidos son elementales, pero la patronal rechaza su resolución. No es casualidad, sino la consecuencia de las políticas implementadas por los gobiernos que la nombran -Nación y Ciudad-. El pago de la deuda se opone a la satisfacción de los recursos necesarios.

La Junta Interna de ATE apoya la medida y está organizando su difusión en el resto del hospital; no se trata únicamente de solidaridad, pues es inminente la transformación de más salas en similares términos. Para defender la vida de los y las trabajadores de la salud no queda otra alternativa que organizarse y luchar.

En la asamblea general realizada este martes 19, se votó el apoyo a esta lucha, la necesidad de extenderla y una medida el próximo martes 26 a las 13.30 en la calle Combate de los Pozos, invitando a organizaciones solidarias, para exponer públicamente todos los reclamos insatisfechos. El programa los resume, pues entre sus principales exigencias se encuentran los EPP en cantidad y calidad, incluidos tercerizados; la ampliación de testeos al personal de salud; el pase a planta; la insuficiencia de los bonos en danza y la necesidad de una recomposición salarial indexada; la insalubridad; la elección de delegados por sector; el rechazo al pago de la deuda y el reclamo de un impuesto a grandes fortunas.

Apoyemos la lucha del CIM 74.

Participemos el martes a las 13.30 de la concentración en Combate.

Compartir