fbnoscript
21 de mayo de 2020

Córdoba: Hospital de Niños, el gobierno busca "lavarse las manos" persiguiendo a las y los trabajadores

Por Mercedes Jerez
Delegada ATE hospital de Niños, CTA regional Córdoba Capital

El día martes 19 de mayo, trabajadores del Hospital de Niños nos encontramos con un atropello por parte de la dirección del Hospital. Pretenden que firmemos una declaración jurada que busca deslindarse de responsabilidad frente a posibles contagios comunitarios y que seamos las y los trabajadores los que nos hagamos cargo de haber cumplido o no con los protocolos que el hospital debe garantizar.

 Las autoridades provinciales anunciaron la vuelta a la fase 3 de la cuarentena en Córdoba Capital. La situación, sin duda, alerta al conjunto de la provincia por tratarse no solo de un potencial centro de contagio, sino porque se ha llegado a este escenario por no contar con las medidas de protección y prevención necesarias que las y los trabajadores de la salud venimos reclamando largamente.

De los 422 casos detectados en la provincia, 100 corresponden al foco infeccioso generado en el Hospital Italiano. La ausencia de tests masivos al personal de dicho nosocomio, como así también los precarios equipos de protección personal (EPP) y la ausencia de protocolos de aislamiento de pacientes diagnosticados o sospechosos de Covid-19, colocaron en un estado de exposición extrema al personal sanitario, a los pacientes y a la comunidad en general, con un saldo alarmarte. Una realidad que se repite, en mayor o menor medida, en todos los hospitales de la provincia.

La situación se ve agravada frente a salarios insuficientes, que favorecen la proliferación del pluriempleo, convirtiendo a los/as propios agentes de salud en potenciales agentes de transmisión del virus.

Frente a este cuadro de transmisión comunitaria todos los pacientes respiratorios son sospechosos y en este punto si bien los EPP por ahora nos son insuficientes, en muchos casos son inaccesibles para algunos turnos, no están los kits completos o los que corresponden, no se ha provisto de todos los talles dejando a las y los trabajadores de talla XXL expuestos ya que no los protege en su totalidad.

 No se cumple el protocolo de que los pacientes vayan a la zona de Covid-19, entonces ya no son los profesionales que atienden al paciente si no un sector expuesto. El distanciamiento en muchos casos por más que desee cumplirse, no se puede porque no dan los metros como en las salas de internación, office de enfermería, medicación, salas de médicos, laboratorios. Los espacios son reducidos y excede a las decisiones particulares de cuidado pertinente.

Las y los trabajadores rechazamos este intento de recargar sobre nuestras espaldas la responsabilidad de los contagios masivos cuando venimos de años de denunciar el vaciamiento de la salud pública que se ve reflejado en el faltante de personal, insumos e infraestructura. Venimos de años de exigir salarios dignos para no someternos al pluriempleo. Venimos apoyando el reclamo de las y los residentes que exigen condiciones laborales y un salario que mínimamente iguale la canasta familiar, porque entendemos que sin residentes no hay hospital.
No aceptamos firmar declaraciones juradas para que el Gobierno se lave las manos. Las y los trabajadores necesitamos que se haga efectivo el bono que prometió la nación y un aumento salarial de emergencia. Que se nos provea ilimitadamente de EPP de calidad y que se desarrollen los testeos a toda la comunidad hospitalaria. Para esto tenemos que poner en pie comités de bioseguridad por hospital y no dejar pasar estos atropellos.

 

 

 

 

Compartir