fbnoscript
1 de junio de 2020

La responsabilidad patronal por los contagios en el Sanatorio Güemes

36 trabajadores del Sanatorio Güemes fueron confirmados como casos positivos de Covid-19, mientras otros 58 se encuentran en aislamiento preventivo. Hay pisos enteros cuyo personal de todos los turnos se encuentra en aislamiento. Los trabajadores de la institución ubicada en plena Avenida Córdoba del barrio de Palermo, donde hay 102 pacientes con Covid-19 y 64 casos sospechosos, venían exigiendo elementos de protección y denunciando que estaban expuestos a contagiarse.

La semana pasada, en el sector de intervenciones quirúrgicas, los profesionales debieron amenazar con suspender toda atención hasta que se garantice la entrega de barbijos N95, el elemento básico de protección.

Los comunicados emitidos por la dirección del sanatorio sugieren la idea de que la responsabilidad por los contagios es del propio personal, enfatizando que “la responsabilidad de cuidarnos es única e irreemplazable”. En algunos casos, acusan de no haber utilizado los elementos de protección como corresponde. Sin embargo, la responsabilidad por las demoras en la realización de test a quienes ingresan con síntomas compatibles con el Covid-19 es de la dirección, al igual que la negativa patronal a realizar los hisopados a los trabajadores que comparten piso con casos positivos.

Además, las autoridades de la clínica privada aseguran que los contagios fueron contraídos fuera del establecimiento. Si eso es así, se debe a que los bajos salarios empujan a los trabajadores al pluriempleo, trabajando en distintos centros de salud. Agreguemos que ni siquiera se pagó el bono de 5.000 pesos anunciado por Alberto Fernández en cadena nacional.

La única salida es organizarnos para reclamar medidas urgentes para terminar con la propagación del virus, la entrega de los elementos de protección, la realización de test a todo el personal, la implementación de los protocolos se prevención y el aumento salarial.

La desidia patronal del Sanatorio Güemes vuelve a poner de manifiesto que para combatir la pandemia urge centralizar el sistema de salud, bajo control de sus trabajadores.

 

Compartir