20/09/2020

Bahía Blanca: Héctor Gay relata mientras la salud colapsa

Cuando el inminente colapso del sistema sanitario ya era el tema excluyente en cualquier rincón de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, el intendente Héctor Gay realizó una conferencia de prensa junto a los directores de los hospitales locales. Allí alertó a la población sobre la situación límite en la que se encuentra el sistema de salud, aunque tal cuadro ya era harto conocido por todos los bahienses gracias a las numerosas advertencias realizadas tanto por los trabajadores de la salud como por los propios directores de los nosocomios. El alerta completamente a destiempo, que contrasta con la displicencia con la que el propio intendente venía refiriéndose al tema, coloca a Gay como el último de los bahienses en reconocer en voz alta la gravedad del caso.

«El grado de agotamiento que tienen hoy en día los trabajadores de salud, es alto y la curva de contagios es prolongada, en aumento y, estamos convencidos que empeorará», dice el comunicado conjunto que motivó la conferencia de prensa. Sucede que los datos bahienses en relación al Covid-19 son alarmantes, a tono con la situación que está recorriendo el país. Cada día se alcanza un nuevo récord de contagios, al punto que la cantidad de fallecidos durante el último mes superó la cifra acumulada de los primeros cinco meses.

No obstante, el mensaje del gobierno municipal fue un nuevo llamado a la «responsabilidad individual» como la clave para descomprimir la crítica situación local -es decir, el viejo y remanido libreto del gobierno que no se hace cargo de su responsabilidad excluyente. De lo contrario, Gay debería explicar por qué en estos días estuvieron obligando al personal municipal a concurrir a sus lugares de trabajo, a pesar de haber casos positivos confirmados y sin las más mínimas medidas de seguridad e higiene.

Su discurso estrictamente centrado en lo individual también oculta la nula inversión del municipio para fortalecer al sistema sanitario local desde que comenzó el aislamiento social. Los gastos se resumen en algunos barbijos, guantes y celulares. El único respirador que sumó el Hospital Municipal durante estos seis meses fue producto de una donación privada.

La banalización de la crisis sanitaria por parte de Gay es la otra cara de su política de aperturas indiscriminadas, cuyo punto más saliente fue la habilitación del patio de comidas del Bahía Blanca Plaza Shopping. Un espacio cerrado y de alta concentración de personas (tanto en las mesas como en cada uno de los locales y sus cocinas), todo lo que cualquier estudio científico desaconseja sin medias tintas.

La pandemia avanza y ya no se mueve desde el anonimato. Va cobrando nombres y rostros conocidos, como sucedió en el día de ayer con el fallecimiento del muy querido actor bahiense Jorge Ventura y del médico cirujano del Hospital Penna, Claudio Gaspari. La responsabilidad de los gobiernos en este sentido es central: mientras buscan exculparse apuntando a la conducta individual, no toman medidas de fondo como la centralización del sistema de salud y una inversión contundente en infraestructura, aparatología y salarios, que garantice la debida atención de los pacientes contagiados, los rastreos y testeos masivos, y los derechos e integridad del personal de salud.

También te puede interesar:

Nuevas jornadas de paro a partir del 26, convocadas por Ademys.
Concejal del Frente de Izquierda-Unidad de Neuquén Capital
La provincia con más contagios per cápita.
Mientras el virus se expandió a los 135 municipios, Kicillof y el ministro Gollán encubren la crisis sanitaria.
Organicémonos frente a la entrega educativa que el gobierno prepara para el FMI.